El cubano Félix Pérez, un bate "importado" que resuena en todo el Caribe

0
339
Félix Pérez con los uniformes de Tigres del Licey y Águilas Cibaeñas
Félix Pérez con los uniformes de Tigres del Licey y Águilas Cibaeñas

Santo Domingo, RD – El bate del cubano Félix Pérez ha hecho estragos en todo el béisbol caribeño, pasando por Puerto Rico, Venezuela, República Dominicana y, ahora, México… La Serie del Caribe-2022 no es excepción y un jonrón suyo dio a los Charros de Jalisco su primer triunfo.

"Hay veces que me he ponchado cinco veces corridas y en el sexto turno siguen confiando en Félix Pérez y viene Félix Pérez y da el palo", dijo en entrevista con la AFP el patrullero de 37 años, después de conectar el bambinazo en el triunfo dominical 1×0 de los Charros, de México, ante los Caimanes de Barranquilla, de Colombia.

Vaya donde vaya, produce.

Venezuela, su "mejor etapa"

Pérez sonríe al preguntársele por Venezuela, donde vivió una época de éxitos que, sin embargo, terminó de manera convulsa en medio de las protestas de 2019 contra el presidente socialista Nicolás Maduro, que dejaron decenas de muertos.

"Venezuela para mí es amor, es pasión, y ojalá algún día pueda regresar", rememora el patrullero, que jugó siete temporadas con Águilas del Zulia y Leones del Caracas, con promedio de .297 en 304 juegos de ronda regular, 76 dobles, 8 triples, 39 cuadrangulares y 191 carreras impulsadas. "Es la mejor etapa que he vivido desde que estoy jugando pelota".

Lea también: México elimina a Puerto Rico con blanqueada

Fue campeón y Jugador Más Valioso de la final como refuerzo de Caribes de Anzoátegui en la temporada 2014-2015.

Pérez llegó a Venezuela después de haber militado en Puerto Rico con Leones de Ponce, en la que fue su primera experiencia en las ligas profesionales del Caribe tras salir de Cuba.

Su adiós en la liga venezolana fue controversial. Leones enfrentaba a Cardenales de Lara en la final, en plena efervescencia de las manifestaciones de 2019, y pidieron suspender el segundo juego por las muertes ocurridas. Se les obligó a jugar y Pérez decidió irse del país. No volvió.

"Uno, como ser humano, no podía jugar. Mucha gente en las redes sociales me critica: 'abandonaste la final'. Yo no abandoné la final, yo tenía sentimientos por esas personas que fallecieron y lo único que estábamos pidiendo era un día de luto (…). Más nada", relata. "No veía que fuese una final digna para seguir jugándola cuando pasó eso".

Dominicana, "un gran puente"

Dominicana también ha sido testigo de batazos y triunfos del "trotamundos" caribeño, campeón allí en las temporadas 2013-2014 con Tigres del Licey y 2017-2018 con Águilas Cibaeñas.

"República Dominicana siempre ha sido un gran puente para peloteros para ir a Grandes Ligas o ir a Japón y para nadie es un secreto que es una de las mejores ligas del Caribe", expresa Pérez, con modesto average de .234 entre ronda regular y playoffs en este país, pero batazos inolvidables como un triple clave en la final de 2014 y un jonrón en el juego decisivo de la de 2018.

"A mí me encanta Dominicana. Cada vez que vengo me siento en casa", comenta sobre la experiencia de disputar la Serie del Caribe en el Estadio Quisqueya, en Santo Domingo.

A la ofensiva de Pérez y los Charros le ha costado carburar en el torneo, pero el cubano espera que "despierte".

México y el futuro

"Desde 2015 estoy jugando liga de verano (en México) y desde 2018 estoy jugando verano e invierno allá en México. Me he adaptado muy bien", comenta Pérez.

Allí, el cubano amplió su colección de campeonatos tras ganar la invernal Liga Mexicana del Pacífico con los Charros. "La idea es seguir ayudando donde quiera que esté", comenta el bateador.

Más allá del Caribe, Pérez jugó en ligas menores de Estados Unidos con la organización de los Rojos de Cincinnati entre 2010 y 2014 y en Japón en 2016 con Rakuten Golden Eagles.

"Esperamos ahora a ver qué Dios nos tiene preparado y adonde nos mande estaremos dando lo mejor".

Por AFP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here