Clayton Kershaw: "Es bueno ser un Dodger nuevamente"

0
205
Clayton Kershaw, Dodgers de Los Angeles
Clayton Kershaw, Dodgers de Los Angeles

GLENDALE, Arizona — El retiro nunca fue una opción real para Clayton Kershaw, siempre y cuando su brazo zurdo cooperara.

"Una vez que me recuperé, no era ningún secreto: iba a jugar en Texas o me quedaba aquí", dijo Kershaw desde las instalaciones de entrenamiento de primavera de Los Ángeles Dodgers el domingo por la tarde, momentos después de que su contrato de un año y $17 millones. fue finalizado.

Kershaw, de 33 años, pasó la mayor parte de la segunda mitad de la temporada pasada batallando contra un dolor indescriptible alrededor de su codo izquierdo. Fue colocado en la lista de lesionados a principios de julio, sufrió un revés cuando inicialmente se apresuró a pasar por su rehabilitación, luego se abrió camino de regreso solo para recaer días antes de los playoffs.

Cuando comenzó la temporada baja, Kershaw no sabía si su salud le permitiría seguir lanzando. No tomó una pelota de béisbol hasta principios de enero, pero su brazo se sintió bien mientras pasaba por las primeras etapas de su programa de lanzamiento. Los Texas Rangers, el equipo por el que creció alentando, expresaron un gran interés y el deseo de jugar cerca de su hogar de tiempo completo se convirtió en un verdadero atractivo. Pero sus lazos con los Dodgers y la oportunidad perpetua de perseguir campeonatos finalmente ganaron.

Lea también: Clayton Kershaw regresa con los Dodgers por un año

El presidente de operaciones de béisbol de los Dodgers, Andrew Friedman, llamó a Kershaw tan pronto como se levantó el cierre patronal de las Grandes Ligas alrededor de las 4 p.m. PT y reiteró el deseo del equipo de traerlo de regreso.

"Afortunadamente", dijo Friedman, "él sintió lo mismo".

El contrato de Kershaw viene con $5 millones adicionales en incentivos y terminará cerca de la oferta calificada de $18.4 millones que los Dodgers declinaron extenderle en noviembre para no apresurarlo a tomar una decisión.

El viernes, Kershaw y los Dodgers acordaron los términos. El domingo, Kershaw pasó su examen físico y corrió hacia uno de los campos traseros del complejo de los Dodgers, provocando clamorosos aplausos de un gran segmento de fanáticos que se habían alineado a lo largo de las rejas.

"Es divertido", dijo Kershaw poco después de un entrenamiento ligero. "Simplemente sucedió tan rápido. Es un poco borroso en este momento. Pero es bueno estar aquí, es bueno ser un Dodger nuevamente".

Kershaw se siente "100% saludable", pero enfrentará a los bateadores por primera vez el lunes, cuando los Dodgers realicen su primer entrenamiento oficial con el equipo completo. Si agrega con éxito una entrada cada cinco días durante los entrenamientos de primavera, como es su plan, se extenderá a cinco entradas cuando comience la temporada regular, lo que le hace creer que el Día Inaugural es un objetivo realista.

La incertidumbre radica en si ese dolor alrededor de su codo izquierdo finalmente resurgirá.

"Hice un montón de resonancias magnéticas hoy y ayer, todo se ve bien desde allí", dijo Kershaw. "Lo único que puedo decir sobre el año pasado es que probablemente no fui tan paciente como debería haber sido. Probablemente podría haber esperado un poco más en el tiempo inicial. Pero al final del día, me tomó tres meses sólidos para estar saludable esta temporada baja. No tuve tres meses el año pasado de todos modos. Mirando hacia atrás, probablemente no habría hecho una gran diferencia. Solo necesitaba tiempo. Tuve tiempo esta temporada baja para hacer eso, así que me siento bien con mi salud en este momento".

Kershaw es tres veces ganador del premio Cy Young, ex MVP y ocho veces All-Star que ha acumulado 185 victorias en una carrera de 14 años que ha pasado por completo con los Dodgers. De 2010 a 2019, promedió 16 victorias y 200 entradas con una efectividad de 2.31 y registró cinco veces más ponches que bases por bolas, estableciéndose como el lanzador predominante de la década. Las lesiones, sobre todo en la espalda, lo limitaron continuamente y, en última instancia, redujeron la velocidad de su bola rápida bajo de las 90 millas. Pero Kershaw todavía lucía con frecuencia algunas de las efectividades más bajas en el deporte.

Durante la temporada 2020 acortada por COVID, Kershaw recuperó parte de la velocidad perdida de su bola rápida, registró una efectividad de 2.16 en 10 aperturas de temporada regular y finalmente ganó un esquivo campeonato de la Serie Mundial. Al año siguiente, tuvo una efectividad de 3.39 en sus primeras 18 aperturas, pero experimentó molestias en el antebrazo y el codo izquierdos a principios de julio. Kershaw regresó a mediados de septiembre y completó cuatro aperturas. Pero en su quinta, el primer día de octubre, salió del montículo del Dodger Stadium en la segunda entrada con una recurrencia del mismo problema y no volvió a lanzar.

"No habría regresado si no hubiera pensado que podría estar saludable", dijo Kershaw. "No habría regresado si no hubiera pensado que podría lanzar una temporada completa y estar listo para jugar. Para eso estoy aquí".

Friedman todavía tiene algunos huecos que llenar en su roster, principalmente en la rotación, pero también en la parte final del bullpen. Al equipo le gustaría agregar algo de profundidad adicional a su grupo de jugadores de posición, pero también podría tratar de lograr un gran bate. Sin embargo, traer de vuelta a Kershaw era la "mayor prioridad" de los Dodgers, dijo Friedman.

Poco después de lo que equivalió a una conversación de unos 10 minutos con Friedman el jueves, Kershaw llamó a Chris Young, el antiguo lanzador abridor que ahora es el gerente general de los Rangers. Los Rangers perdieron más de 100 juegos la temporada pasada, pero desde entonces han firmado al campocorto Corey Seager, al segunda base Marcus Semien y al lanzador abridor Jon Gray en acuerdos que totalizan casi $600 millones.

Querían agregar a Kershaw al equipo, pero Kershaw no quería dejar la única organización que ha conocido.

"Fue una llamada telefónica difícil, decirle a CY", dijo Kershaw. "Soy un buen amigo de CY. Pienso mucho en él, y creo que hará grandes cosas en Texas. Pero al final del día, quería estar aquí y ganar una Serie Mundial. Creo que Los Dodgers me dan la mejor oportunidad de hacerlo, y estoy emocionado de estar de vuelta".

Por Alden González | Escritor de ESPN

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here