Presentando a los Medias Rojas de Boston del 2022

0
208
Rafael Devers, Medias Rojas de Boston
Rafael Devers, Medias Rojas de Boston

Boston Red Sox abrirá la temporada 2022 en una posición similar a la que tuvo durante 2021. Todo el mundo reconoce el potencial ofensivo que tiene el equipo, pero las dudas que rodean a su rotación abridora y a la poca profundidad de esta generan desconfianza. Sin embargo, el combinado de la ciudad de Boston tiene la oportunidad de sorprender a muchos, a pesar de no encontrarse entre los favoritos para ganarlo todo en esta temporada.

Iniciando con los aspectos positivos, el núcleo de la alineación de los Red Sox regresa de manera intacta y hasta el momento no ha dado señales de retroceder en cuanto a su productividad. El dominicano Rafael Devers, Xander Bogaerts y J.D. Martínez nuevamente estarán ubicados dentro del corazón ofensivo del cojunto, luego de combinarse para batear .287 de promedio, junto a un OPS de .873, 89cuadrangulares y 291 carreras remolcadas en 2021.

Si a esto se le suma la adición de Trevor Story, uno de los agentes libres más codiciados del 2022 y quien ha mantenido números ofensivos interesantes (a pesar de que tuvo la ventaja de jugar en el Coors Field de Colorado durante toda su carrera), el equipo debería estar sólido en lo que a bateo se refiere. Story viene de una campaña de 24 jonrones, 75 remolcadas, .251 de promedio de bateo y .801 de OPS.

Lea también: Rafael Devers rechazó una nueva propuesta de extensión de los Medias Rojas

A esto se debe sumar la productividad de nombres como Alex Verdugo y Kiké Hernández, quienes tuvieron temporadas satisfactorias en 2021 y están encaminados a lo mismo en la próxima campaña.

En cuanto a la defensa, los Red Sox recuperaron a una de sus caras conocidas, luego de cambiarla a Milwaukee Brewers. Jackie Bradley Jr. estará jugando en los jardines, lo cual mantendrá la estabilidad en esas posiciones a pesar de la salida de Hunter Renfroe del conjunto. Del mismo modo, contar con el ya mencionado, Trevor Story, dentro del cuadro interior, ayudará a llevar estabilidad a la segunda base, posición con la que los Red Sox han estado mostrando situaciones negativas e inestabilidad por años.

Es aquí donde llegamos a la señalada debilidad de Boston, el pitcheo. De entrada, el equipo no contará con su as, Chris Sale, por lo menos por dos meses, luego de que se le diagnosticara una fractura por estrés en las costillas. Eduardo Rodríguez eligió irse a la agencia libre y ahora es miembro de Detroit Tigers, lo que deja a Nathan Eovaldi, luego de un mal año, como la primera opción del conjunto. Firmaron al veterano Rich Hill, quien regresa al equipo por tercera vez y el año pasado contaron con la mejor versión en años de Nick Pivetta, quien vuelve para 2022.

Luego de ahí, no hay nada seguro en cuanto a la rotación se refiere. La adquisición de Michael Wacha no es garantía de tener un abridor sólido, Tanner Houck y Garrett Whitlock se mantendrán entrando y saliendo del bullpen, de acuerdo con las necesidades que haya y la otra adquisición del equipo durante la temporada muerta fue James Paxton, quien también se perderá al menos dos meses de temporada por lesión.

El bullpen, una de las debilidades más marcadas del equipo en la temporada pasada, fue reforzado con la contratación de Jake Diekman y Matt Strahm. Sin embargo, la mayoría de los nombres que estuvieron antes regresarán este año, lo cual puede ser un indicativo de las cosas por venir para Boston. En 2021, el cuerpo de relevistas de Boston tuvo una efectividad de 3.99, en 607 entradas lanzadas.

En las apuestas, los Red Sox ocupan la vigesimoprimera posición de acuerdo con los expertos, para llevarse la Serie Mundial. En la Liga Americana son el sexto equipo con la mejor proyección para hacerlo, estando detrás de tres escuadras de su propia división. Esto demuestra la poca confianza que hay en los resultados del equipo, no creyendo que haya una posibilidad de repetir lo hecho en 2021, a pesar de que este año habrá más equipos en la postemporada.

Mucho de lo que haga Boston en 2022 dependerá directamente de las decisiones de Alex Cora, dirigente del equipo. Con una rotación debilitada y sin expectativas de ganar, Cora deberá demostrar, nueva vez, que pertenece a la élite de los mánager de Grandes Ligas, si los Red Sox pretenden lograr algo en esta temporada. Cuentan con los bates y la defensa, no hay duda, pero el pitcheo será donde se encuentre toda la atención.

Por Juan Arturo Recio / ESPN.com.do

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here