¿Cómo se transformó Alex Rodríguez en el Darth Vader del deporte dominicano?

0
281
Alex Rodríguez, Yankees de Nueva York
Alex Rodríguez, Yankees de Nueva York

Darth Vader es uno de los personajes más icónicos del universo cinematográfico de Star Wars creado por el director George Lucas. El villano representa la etapa final de la conversión de uno de los héroes de la franquicia, Anakin Skywalker, hacia el llamado “Lado Oscuro de la Fuerza”. Sus apariciones, líneas y escenas a lo largo de cada película han quedado marcadas en las mentes de los seguidores de tan exitosa franquicia de películas.

Al igual que Darth Vader, muchos han sido los atletas que, con el paso de los años, por razones de su actuar o por la idea general que los fanáticos tengan hacia ellos, han pasado de ser considerados buenas personas a malas, o en los términos de Star Wars, han pasado de ser Jedis a formar parte del Imperio del Mal y del Lado Oscuro.

Aprovechando la celebración de la franquicia en este día cuatro de mayo (May the 4th) como el día mundial de Star Wars, ESPN Digital realiza un recorrido por la carrera del Darth Vader del deporte dominicano, Alex Rodríguez. Un pelotero que pasó de recibir el amor de millones de personas, a ser detestado y en los días recientes, a buscar su redención tal como hizo el personaje en “Return of the Jedi” (El Regreso del Jedi).

Lea también: Gleyber Torres está desatado con el madero y ya es la bujía de los Yankees

LOS INICIOS

Tal como ocurrió con Anakin Skywalker cuando era apenas un niño, Alex Rodríguez arribó a las Grandes Ligas con un potencial enorme, el cual cumpliría a cabalidad desde que pudo establecerse como jugador de Seattle Mariners.

Un joven de una sonrisa dulce y de poco hablar, cautivo no solo a los fanáticos del equipo estadounidense, sino también a miles de dominicanos que empezaron a seguirlo por ser parte de Leones del Escogido en la pelota invernal dominicana. En su tercer año en MLB (primero como titular) alcanzó su primer Juego de Estrellas y quedó segundo en la votación por el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Americana, demostrando que el joven “Jedi” tenía todo lo necesario para convertirse en la próxima gran figura del país en las Grandes Ligas.

Alex Rodríguez continuó estableciéndose y mejorando considerablemente con cada año, ganando múltiples premios, teniendo actuaciones indescriptibles en cada temporada que jugó desde 1996 y siendo uno de los nombres más importantes de República Dominicana en la “Gran Carpa”.

Durante ese tiempo tuvo maestros importantes como Ken Griffey Jr. y Edgar Martínez, quienes, sin duda alguna, tuvieron una influencia positiva sobre el joven pelotero.

DE ESTUDIANTE A MAESTRO JEDI

Alex Rodríguez decidió cambiar de rumbo para el año 2001 y volar solo, yéndose a Texas Rangers con el que hasta ese momento sería el contrato más lucrativo en la historia de las Grandes Ligas para un pelotero.

“A-Rod” era considerado el mejor beisbolista del mundo. Una estrella y probablemente el rostro del juego, haciéndolo todo bien, demostrando su calidad como pelotero. Tenía el dinero, tenía la fama y alcanzó lo único que como premio individual todavía no había podido ganar, el premio como Jugador Más Valioso (2003), las cosas iban bien para Rodríguez, pero era evidente que él quería algo que los Rangers no podían ofrecerle en ese momento, la posibilidad de alcanzar Serie Mundial.

Es correcto el dicho de que la ambición tienta y transforma, esto aplica para Anakin Skywalker y en nuestro caso para Rodríguez, no había mayor ambición que lograr su primer anillo de campeón y para ello, no importaba lo que ocurriera o el sacrificio que debía hacer y aquí fue cuando apareció el equipo de sus sueños, el equipo que transformaría la ilusión en realidad, aunque tuviese que “vender su alma” al Lado Oscuro (figurativamente hablando).

El “Imperio del Mal” de MLB, New York Yankees quería a Alex Rodríguez y no se detendría ante nada para conseguirlo, lo cual logró en el año 2004, cuando negociaron un cambio desde los Rangers que enviaría al hasta entonces amado pelotero a la ciudad de Nueva York, donde absolutamente toda su carrera quedaría transformada.

EL PASO AL LADO OSCURO

No hay que ser muy astuto para entender que un equipo que sea considerado como el “Imperio del Mal”, hará todo lo posible para ganar y los Yankees tenían una fuerte política de adquirir todo pelotero que quisieran.

Rodríguez fue presentado como el hombre que llevaría a Nueva York a la gloria, quien los conduciría a la Serie Mundial. “A-Rod” estaba en Yankee Stadium y era parte de la "Estrella de la Muerte". Las cosas iniciaron mal para el recién llegado al equipo. En 2004, perdieron una ventaja de tres partidos frente a los Red Sox y aquí, no sabiendo si fue por desesperación, empezamos a ver actitudes del pelotero que nunca se habían visto.

A partir de ahí, hay dos momentos que definen la conversión de Alex Rodríguez al "Lado Oscuro", dependiendo de cómo lo quieran ver. El primero de ellos ocurrió en 2006, cuando en vez de jugar junto a República Dominicana en la primera edición del Clásico Mundial de Béisbol, Rodríguez decidió participar junto a Estados Unidos (país en el que nació), lo cual hizo que el pelotero se ganara la repulsión de los fanáticos dominicanos. El jugador intentaría representar al país en 2009, sin embargo, tuvo que someterse a cirugía de cadera, lo cual enfureció aún más a los seguidores del deporte en el país caribeño, convirtiéndolo en una persona de la que pocos querían saber.

El segundo momento, donde finalmente se convirtió en el Darth Vader del deporte dominicano y en donde perdió toda su credibilidad fue durante el caso Biogénesis, el peor caso de uso de sustancias de mejoras del rendimiento en la historia de MLB. Como consecuencia recibió la que hasta el momento ha sido la mayor suspensión en la historia de la liga por dicha causa y esa la principal razón por la que sus posibilidades de entrar a Cooperstown son sumamente escasas.

Al final de cuentas, el escándalo le costó la parte final de su carrera y la posibilidad de convertirse en el cuarto jugador en la historia en lograr llegar a los 700 cuadrangulares.

Sin embargo, la forma en la que fue sacado por la puerta de atrás de MLB no fue del agrado de los fanáticos y aquí inició el camino a la redención para Alex Rodríguez.

EL REGRESO DEL JEDI

Luego de su salida como jugador activo, Alex Rodríguez se convirtió en empresario respetado. Se mantiene trabajando con cadenas de televisión como ESPN y FOX Sports, haciendo de analista y comentarista de partidos. En 2021 se volvió dueño minoritario de la franquicia de NBA, Minnesota Timberwolves y brevemente estuvo comprometido con la cantante y actriz Jennifer López.

Rodríguez ha hecho todo para volver a congraciarse con el público y aunque sabe que el camino que le espera hacia la redención es bastante duro, demuestra que ha dejado atrás todas las situaciones que lo convirtieron en una de las figuras más odiadas del béisbol.

Por Juan Arturo Recio / ESPN.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here