Cinco claves de la pretemporada de Medias Rojas

0
296
Chris Sale, Medias Rojas de Boston
Chris Sale, Medias Rojas de Boston

FORT MYERS, Florida – Antes de que se detuviera el béisbol de manera indefinida por la pandemia de coronavirus, hubo varios hechos interesantes que sucedieron en Fort Myers con los Medias Rojas.

Aquí, cinco temas que observamos y su posible significado cuando regrese el béisbol.

Cada vez más incertidumbre alrededor de Sale

Con el paso del receso de temporada, los Medias Rojas estaban cada vez más optimistas con su as Chris Sale, pensando que el zurdo había dejado atrás los problemas en el codo de lanzar con los que tuvo que lidiar la temporada pasada. Las cosas comenzaron mal con el arranque de la pretemporada. Su llegada a los campamentos fue retrasada a causa de una neumonía, poniéndose dos semanas por detrás del resto de los lanzadores. Una vez intentó acelerar el paso, rápidamente tuvo problemas. Un día después de lanzar con sus compañeros, comenzó a sentir molestias en el codo.

Sale vio a tres especialistas después de eso y el diagnóstico fue una distensión del flexor del codo izquierdo. Sale espera soltar el brazo pronto, si es que ya no lo hizo, y luego aumentar el trabajo sobre el montículo. Si su codo le vuelve a molestar, una cirugía que acabaría con su temporada sería el próximo paso. Con este parón, tal vez tenga tiempo de recuperarse.

Lea también: Prospecto de Yankees da positivo por coronavirus

E-Rod y Eovaldi encabezan la rotación

Para que los Medias Rojas puedan mantenerse en la contienda sin Sale, necesitarán que su 1-2 de la rotación, conformado por el venezolano Eduardo Rodríguez y Nathan Eovaldi, no sea sólido, sino dominante. La acción de la Liga de la Toronja sirvió como ejemplo de que ésa podría ser la realidad y no un sueño. Rodríguez, de 26 años, viene de la mejor temporada (19-6 y efectividad de 3.81 con 213 ponches) de su carrera. En tres salidas en la pretemporada, registró 1.64 de promedio de carreras limpias con 20 ponches y dos boletos en 11 innings.

Eovaldi llegó con una interrogante mayor que la de E-Rod, por las lesiones que sufrió el año pasado. Pero llegó fuerte y más parecido al lanzador que dominó en la postemporada del 2018. Eovaldi no permitió carreras en sus tres presentaciones en la Liga de la Toronja, abanicando a 12 en un total de 8.0 entradas.

Benintendi está listo para liderar

Sin Mookie Betts, los Medias Rojas quedan con la difícil tarea de reemplazar a una estrella en el tope de la alineación. Al principio, eso fue motivo de preocupación, porque Andrew Benintendi tuvo problemas como primer bate en el 2019, promediando .256 en 48 veces como titular y yéndose de 42-5 (.119) para comenzar los juegos.

Benintendi llegó a los campamentos con la misión de demostrar que esos números del año pasado fueron producto de la casualidad. Con jugadores como el dominicano Rafael Devers, J.D. Martínez y el curazoleño Xander Bogaerts detrás de él, la alineación de Boston podría ser dominante si su primer bate responde.

JBJ consiguió el ritmo

El vacío dejado por Betts debe ser llenado colectivamente. Un factor importante para lograr eso será que Jackie Bradley Jr. retome el nivel. El año pasado, los malos momentos dejaron a Bradley con .225 de promedio, su más bajo desde el 2014. Bradley vio a un especialista en ángulo de salida antes del 2019 y parece que eso le hizo más daño que bien.

Bradley regresó este año con un estilo más simple de batear, que le permite sacar provecho a su capacidad atlética. Antes de que se detuvieran los juegos, Bradley se había ido de 29-12 (.414) con dos dobles, dos jonrones y cinco impulsadas. Cuando Bradley es productivo en la parte baja del orden al bate, los Medias Rojas son imparables.

Brasier puede retomar la forma

Ryan Brasier salió de la nada para ser el preparador de un equipo ganador de la Serie Mundial del 2018. El año pasado fue un serpentinero más. En un momento de la temporada, pasó por un período tan complicado que tuvo que estar un mes en liga menor.

Sin embargo, Brasier luce capaz de volver a su nivel. Pasó parte considerable de la pretemporada con el coach de pitcheo Dave Bush y su asistente Pete Walker, eliminando las fallas en su mecánica. Estuvo sólido en sus presentaciones en la Liga de la Toronja, permitiendo una carrera en cinco entradas en sus primeras cuatro presentaciones. Los Medias Rojas tienen de vuelta un bullpen que estuvo sólido en la segunda mitad del 2019. Si pueden recuperar a Brasier, ese cuerpo de lanzadores será una fortaleza este año.

Por Ian Browne/MLB.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here