Cuatro peloteros que han cometido horribles crímenes y han ido a prisión

0
958
Felipe Vazquez
Felipe Vazquez / Foto de Tony Avelar (AP)

Muchos peloteros tienen que pasar por muchas carencias en sus vidas para poder llegar a ser jugadores profesionales, e incluso más si quieren jugar en las Grandes Ligas y ganar un buen sueldo. Sin duda es muy dificil llegar, pero es muy fácil arruinarlo todo en un abrir y cerrar de ojos, y hay peloteros que se pierden en el camino e incluso llegan a hacer cosas atroces, cómo los que vamos a presentar a continuación

Mel Hall

Durante sus años de carrera, el jardinero Mel Hall era considerado un gran defensor pero siempre tuvo problemas a la ofensiva, pero quizá lo que más carecía era sentido común y empatía. Hall debutó en 1983 con los Cachorros de Chicago y quizá sea más recordado por sus años con los Yankees de Nueva York, donde jugó de 1989 a 1992.

En su tiempo cómo Yankee, se cuenta que durante la temporada de novato de Bernie Williams en 1991, Hall constantemente le hacía burla hasta el punto de llevarlo hasta las lágrimas, entre otros comportamientos problemáticos. Tal era el mal comportamiento del jardinero que el entonces manager Buck Showalter se dio cuenta que no necesitaba una personalidad tan tóxica en el clubhouse.

Sin embargo, lo peor de Hall no llegó hasta después de que se retiró, ya que en 2007 fue arrestado tras ser encontrado culpable de dos cargos por abuso sexual contra una menor de edad en 1999. Durante la investigación, se supo de otros dos casos donde había violado a una niña de 12 y otra de 14 años.

Lea también: De pelotero de MLB a traficante de cocaína

En 2009 fue sentenciado a 45 años de prisión con cargos de violación y pedofilia, y tendrá que purgar 22 años en la cárcel antes de pedir su libertad condicional. SB Nation reportó en 2014 que durante su carrera, Mel Hall abusó de decenas de mujeres.

Felipe Vázquez

El caso de Felipe Vázquez es el más reciente de ésta lista. En septiembre de 2019, el venezolano fue arrestado por la policía con cargos de pedofilia, pornografía infantil, corrupción de menores, entre otros, por haber tenido relaciones sexuales con una niña de 13 años en 2017.

La víctima ahora cuenta con 15 años de edad, y el caso salió a la luz luego de que la madre de la adolescente descubriera en el teléfono de su hija varias fotos obscenas y mensajes sugerentes que el ex de los Piratas de Pittsburgh le había enviado con el paso del tiempo desde su primer encuentro.

Tras el arresto, Vázquez confesó ante la policía sus crímenes y menciona que conoció a la menor durante un partido en el PNC Park, casa de los Piratas, y comenzó a hablar con ella vía Instagram y que durante mucho tiempo le envió y le pidió fotos obscenas a la niña.

Vázquez sigue a la espera de su juicio y actualmente se encuentra preso en una prisión de Westmoreland County, Pennsylvania. Enfrenta actualmente 21 cargos por diversos crímenes y que podrían llegar a una pena máxima de 141 años de cárcel.

Julio Machado

Cuándo hizo su debut en Grandes Ligas en 1989, el venezolano Julio Machado pintaba para ser un relevista de gran nivel en MLB. Su carrera prometía mucho y cuándo apenas comenzaba a despuntar tras ser cambiado de los Mets a los Cerveceros en 1990, un crimen cortó de tajo su carrera.

Machado pasó la temporada baja rumbo a 1992 en su natal Venezuela, pero el 8 de diciembre de 1991, el pitcher tuvo un accidente de tráfico donde se enfrascó en una discusión con una mujer, la cuál conducía el vehículo con el cuál Machado chocó. La discusión llegó a tal punto en el que el jugador sacó una pistola y le disparó, matándola en la escena.

Machado se dio a la fuga, pero terminó entregándose a la policía venezolana antes de que terminara el año. Para enero de 1992, el pitcher estaba preso esperando su sentencia y durante su juicio mencionó que había disparado en defensa propia. Su juicio fue demorado por varios años hasta que en 1996 fue sentenciado a 12 años de prisión, cortando de tajo su carrera en Grandes Ligas.

Chad Curtis

Éste jardinero es más recordado por sus años con los Yankees de Nueva York, con los que ganó dos Series Mundiales en 1998 y 1999, siendo uno de los héroes de la conseguida en el 99, al pegar el jonrón del gane en el Juego 3. Sin embargo, a pesar de su éxito, su tiempo en el Bronx fue bastante problemático (y en sus otros equipos también), y seña de lo que estaba por venir.

Tuvo muchos encontronazos con el entonces jóven Derek Jeter, a quién constantemente increpaba y le hacía burla por su amistad con Alex Rodríguez, quién jugaba para los Marineros en aquel entonces y se sabía era el mejor amigo de Jeter. Además que por su fe cristiana, regañaba a sus compañeros por no asistir a la iglesia o escuchar música “mundana” Tras los problemas que Curtis causó, los Yankees se deshicieron de él y lo cambiaron a los Rangers en el 2000.

Tras su retiro en 2001, Curtis se convirtió en predicador y maestro en varias escuelas secundarias y preparatorias. Sin embargo, en 2012 varias estudiantes de la Lakewood Public Schools, acusaron a Curtis de comportamientos inapropiados contra ellas y tuvo que renunciar a su cargo de maestro y coach de varios equipos deportivos de la escuela.

Curtis fue llevado a juicio en agosto de 2013, donde se le acusó formalmente de 6 cargos de conducta sexual criminal contra estudiantes menores de edad, donde 5 de sus estudiantes testificaron contra él, detallando los abusos que Curtis cometía contra ellas, los cuáles iban desde tocarles sus partes íntimas sin su consentimiento hasta violación.

Fue encontrado culpable de todos los cargos y fue sentenciado a 15 años de prisión. Cuándo se le notificó su sentencia, Curtis acusó a todas las mujeres que testificaron contra él de mentirosas, al sentenciar “injustamente a un hombre de Dios” a prisión y que recibirián su “castigo divino”. Curtis podrá pedir su libertad condicional éste 2020.

Fuente: AlBat.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here