El swing más dulce en la historia de cada equipo

0
210
Manny Ramírez, Indios de Cleveland
Manny Ramírez, Indios de Cleveland / Foto de David Maxwell (AFP vía Getty Images)

No hay ciencia exacta que determine qué hace que un swing sea atractivo; lo reconoces cuando lo ves.

A continuación, presentamos 30 de los swings más bonitos en la historia de Grandes Ligas – uno por cada equipo – seleccionados por los reporteros de MLB.com. (“BD” y “BZ” indican si se trata de un bateador derecho o zurdo.)

Este de la Liga Americana

Azulejos: John Olerud, 1B, BD
Años con el equipo: 1989-96

John Olerud era capaz de hacer ajustes con facilidad y al dar un cuadrangular, terminaba su swing de una manera bien pintoresca. Hasta el gran Don Mattingly estudiaba el swing de Olerud para tratar de salir de baches. Ve el swing de Olerud >

Orioles: Rafael Palmeiro, 1B, BZ
Años con el equipo: 1994-98, 2004-05

En cuanto la estética se refiere, pocos bateadores en la historia de Grandes Ligas se asemejan al swing de Palmeiro, cuyo movimiento natural y elegante fue la envidia de muchos durante las 20 temporadas del cubano en Grandes Ligas. Fácil, balanceado y poderoso, el swing de Palmeiro inspiraba miedo y fascinación con su perfecta simetría. Ve el swing de Palmeiro>

Rays: Evan Longoria, 3B, BD
Años con el equipo: 2008-17

Longoria no solamente ha sido el mejor jugador en la historia de los Rays, sino que los fundamentos de su swing son precisamente lo que se le pide a un bateador derecho. Longoria siempre mantuvo el balance al bate, lo cual le permitía extender las manos para generar poder. Su técnica era perfecta y los jugadores más jóvenes trataban de emularlo. Al terminar su swing, Longoria soltaba el bate con una mano, lo cual lo hacía ver aun más bonito. Ve el swing de Longoria >

Medias Rojas: Ted Williams, OF, BZ
Años con el equipo: 1939-60

Con un pintoresco swing zurdo, Williams bateó .406 en 1941. Desde entonces, ningún bateador ha terminaron una temporada con promedio de .400. Williams vivía obsesionado con el bateo y hasta escribió un libro al respecto. Increíblemente, Williams tuvo promedio de .388 en 1957, a sus 38 años. Ve el swing de Williams >

Yankees: Don Mattingly, 1B, BZ
Años con el equipo: 1982-95

Hubo una época en los años 80 en la que el bello swing zurdo de Don Mattingly parecía tenerlo encaminado hacia Cooperstown. El inicialista de los Yankees, quien fue reconocido como el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1985, quizás haya sido el mejor bateador de Grandes Ligas de 1984 a 1989, período en el que promedió 27 cuadrangulares y 114 empujadas al año antes de que problemas en la espalda afectaran su producción. Mattingly bateó .327 en ese tramo y encabezó las Grandes Ligas en slugging (.530), extrabases (428) y remolcadas (684).

Central de la Americana

Indios: Manny Ramírez, OF, BD
Años con el equipo: 1993-2000

Los equipos de los Indios en la segunda mitad de la década de los 90 se encuentran entre los mejores en la historia de la franquicia y Ramírez fue una pieza clave de la alineación de Cleveland en aquella época. El dominicano terminó en el segundo lugar en la votación para el premio al Novato del Año en la Liga Americana en 1994 y al año siguiente fue convocado al Juego de Estrellas y ganó un Bate de Plata, gracias a un famoso swing que será recordado por muchas generaciones. Ramírez comenzaba su swing con las manos por encima de la cabeza y lo terminaba con un movimiento rápido y fluido. A partir de 1998, Ramírez fue convocado a 11 Juegos de Estrellas consecutivos (tres con Cleveland y ocho con Boston.) En 1999, el quisqueyano encabezó la Liga Americana con OPS de 1.105 y slugging de .663 y fue el líder de Grandes Ligas con 165 carreras empujadas. En ocho temporadas con la Tribu, bateó .313 con OPS de .998, 236 cuadrangulares y 804 remolcadas. Ve el swing de Ramírez >

Reales: George Brett, 3B, BZ
Años con el equipo: 1973-1993

El hermoso swing de Brett fue resultado de las enseñanzas del revolucionario coach de bateo Charley Lau, quien pregonaba ciertos principios básicos, como apoyar el peso sobre la pierna de atrás, dejar ir al bate con la mano de arriba y extender el brazo que va adelante con el bate apuntando hacia arriba al terminar el swing. Ve el swing de Brett >

Tigres: Al Kaline, OF, BD
Años con el equipo: 1953-74

Kaline idolatraba a Ted Williams y Stan Musial, dos bateadores zurdos, pero adoptó un swing suave y bonito desde el lado derecho. Kaline apabullaba los pitcheos bajos en la zona, pero era igual de eficaz bateando líneas al bosque derecho. Sus muñecas rápidas le daban una fracción de segundo más para reaccionar ante los lanzamientos difíciles. Ve el swing de Kaline >

Mellizos: Joe Mauer, C, BD
Años con el equipo: 2004-18

Se dice que el swing de Mauer no ha cambiado mucho desde que practicaba el bateo en su casa en St. Paul, Minnesota. Y, ¿por qué hacerle ajustes a un movimiento con el bate que le permitió batear .306, conectar 2,12 hits y ser un JMV? El swing de Mauer era simple, balanceado, compacto y consistente. La velocidad que generaba con el bate no solamente le permitió ser un bateador de promedio, sino también evitar los ponches. (En seis ocasiones, terminó una campaña con más bases por bolas negociados que ponches.)

Medias Blancas: Robin Ventura, 3B, BZ
Años con el equipo: 1989-98

No cabe duda de que Frank Thomas fue el mejor jugador en la historia de la franquicia en cuanto a ofensiva se refiere, pero era Robin Ventura, su compañero en los equipos de los Medias Blancas en los años 90, quien poseía el swing más bonito. Ventura, quien se puede argumentar ha sido el mejor antesalista en la historia de la franquicia, tenía un movimiento fluido y natural en el plato, gracias al cual empalmó 171 jonrones y tuvo OPS de .805 en 10 años en el sur de Chicago. Ve el swing de Ventura >

Oeste de la Americana

Angelinos: Mike Trout, OF, BD
Años con el equipo: 2011-presente

El swing de Mike Trout es uno de los más consistentes que hemos visto y lo hace ver fácil con su habilidad a la hora de darles con fuerza a los pitcheos en la zona de strike. El swing de Trout tiene un leve movimiento hacia arriba, pero le permite elevar la bola, resultando en un poder prodigioso. Trout describe su swing como “de adentro hacia afuera”, lo cual le permite batear con poder por todo el terreno, mientras mantiene las manos cerca del cuerpo. La manera en que baja el hombro antes de dar rienda suelta al bate y su habilidad atlética le permiten mantener un balance perfecto cada vez que hace swing. Ve el swing de Trout >

Astros: Terry Puhl, OF, BZ
Años con el equipo: 1977-90

La carrera de 14 años de Puhl con los Astros abarcó tres décadas. Con su consistente swing zurdo, Puhl conectó 1,361 hits y 62 jonrones en 15 temporadas en las Mayores y bateó .526 (de 19-10) en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional de 1980.

Atléticos: Matt Olson, 1B, BZ
Años con el equipo: 2016-presente

Cuando era niño, Olson pasaba horas tratando de emular el swing de Ken Griffey Jr. Ahora que está en Grandes Ligas, Olson ha adoptado un estilo diferente al de cualquier otro bateador. Comienza con los brazos extendidos y el bate lejos del cuerpo a nivel de los hombros. Una vez que toma la decisión de hacer swing, mueve las manos hacia atrás, lo cual resulta en lo que parece ser un swing suave y fácil. Pero también tiene gran poder. Olson conectó 36 cuadrangulares el año pasado, pese a que perdió el primer mes de la campañadebido a lesiones. En sus primeros 359 partidos de Grandes Ligas, empalmó 89 vuelacercas. Ve el swing de Olson >

Marineros: Ken Griffey Jr., OF, BZ
Años con el equipo: 1989-99, 2009-10

Quizás no haya existido un swing más bonito que el de Ken Griffey Jr., el cual una generación de jugadores trató de emular. Su icónico swing es uno de los motivos por los cuales Griffey está en el Salón de la Fama y tiene una estatua frente al T-Mobile Park de Seattle.

Rangers: Jeff Burroughs, OF, BD
Años con el equipo: 1970-76

Un bateador derecho con poder, en 1974 Burroughs se convirtió en el primer jugador en la historia de la franquicia de los Rangers reconocido como Jugador Más Valioso. En dicha campaña, Burroughs bateó .301/.397/.504 con 25 vuelacercas y 118 remolcadas, pese a que disputó la mayoría de sus juegos como local en el Arlington Stadium, el cual no favorecía a los bateadores debido a los vientos del sur que soplaban por los jardines.

Este de la Liga Nacional

Bravos: Adam LaRoche, 1B, BZ
Años con el equipo: 2004-06

Hubiese sido fácil irse con Chipper Jones o David Justice. Pero el swing más bonito en la historia de los Bravos pertenece a Adam LaRoche. “Me dijeron antes de que lo viera, ‘este muchacho tiene tremendo swing’”, recordó Terry Pendleton, coach de LaRoche después de jugar con Jones y Justice. “David tenía un swing bonito, pero el de Adam LaRoche es una belleza”. Ve el swing de LaRoche >

Marlins: Gary Sheffield, OF, BD
Años con el equipo: 1993-98

El swing de Sheffield, con el que dio 509 jonrones de por vida y 122 por los Marlins entre 1993 y 1998, era una especie de violenta llamarada y tenía la habilidad de enviar la bola lejos. Durante su carrera, probablemente tenía las manos más rápidas del juego. Y su pose era intimidante. Ve el swing de Sheffield >

Mets: Darryl Strawberry, OF, BZ
Años con el equipo: 1983-90

Con el respeto de otros bateadores zurdos con swings inolvidables como Keith Hernández, John Olerud, Michael Conforto y el dominicano Robinson Canó, ninguno se compara con aquella especie de largo gancho que hizo famoso a Strawberry en los años 80. Sacó 252 jonrones por los Mets, más otros 83 con los Yankees, Dodgers y Gigantes. Ve el swing de Strawberry >

Expos/Nacionales: Vladimir Guerrero, OF, BD
Años con el equipo: 1996-2003

Durante los años de la franquicia en Montreal, el dominicano Guerrero dominó el juego sin necesidad de usar guantillas cuando bateaba. “Nunca los usé desde que era pequeño, así que de verdad no me gustan”, le dijo Guerrero a MLB.com en el 2007. En ocho temporadas con los Expos, Guerrero ganó tres de sus ocho Bates de Plata y fue nombrado a cuatro Juegos de Estrellas (de un total de nueve en su carrera). En total, el miembro del Salón de la Fama ganó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana y bateó .318/.379/.553 con .931 de OPS y 449 jonrones de por vida.

Filis: Chase Utley, 2B, BZ
Años con el equipo: 2003-15

Utley tenía muchas cualidades, pero todo el mundo se desvivía por aquel swing corto, compacto y rápido como un látigo. Le daba a la bola como una cobra, pasando sus manos sobre la zona de strike en un abrir y cerrar de ojos. “Ese swing corto es increíble”, le dijo Mike Trout, quien se crio siendo fanático de los Filis, a The Athletic en el 2018. “Recuerdo haberlo visto en el 2008, en los playoffs, y ahora que juego contra él, es exactamente el mismo swing”. Ve el swing de Utley >

Central de la Nacional

Brewers: Cecil Cooper, 1B, LZ
Años con el equipo: 1977-87

Paul Molitor y Ryan Braun tienen de los swings más fluidos a la derecha de la historia, pero esa forma rápida y la vez natural de atacar la bola que tenía Cooper desde el lazo izquierdo hicieron de él uno de los mejores (aunque no siempre valorado) bateadores de su generación. Tras estudiar al panameño Rod Carew en una práctica, Cooper adoptó la forma de pararse de Carew y su carrera despegó. “Lo digo sin problemas: Me copié de él”, dijo Cooper. En total, bateó .302 en 11 campañas en Milwaukee. Ve el swing de Cooper >

Cardenales: Jim Edmonds, OF, BZ
Años con el equipo: 2000-07

Aquel swing hacia arriba de Edmonds era tan eficiente como bonito. El jardinero central bateó .285/.393/.555 en ocho años con los Cardenales, dando 241 jonrones y empujando 713 carreras. Edmonds no movía mucho las piernas y se paraba bien derecho en el plato, antes de explotar en un fluido movimiento cuando veía un pitcheo que le gustaba.

Cachorros: Billy Williams, OF, BZ
Años con el equipo: 1959-74

Durante sus 18 temporadas en las Grandes Ligas, Williams bateó sobre .300 en cinco ocasiones, ganó un título de bateo (1972) y conectó al menos 200 hits en tres ocasiones. Williams no sólo bateaba para promedio, sino también para poder (426 cuadrangulares y 434 dobles). Willie Stargell una vez dijo que aquel swing a la zurda y de muñecas rápidas de Williams era “poseía en movimiento”. Ve el swing de Williams >

Piratas: Paul Waner, OF, BZ
Años con el equipo: 1926-40

Los Piratas han tenido varios swings famosos y agradables a la vista en su larga historia, como los de Willie Stargell, Dave Parker y Barry Bonds. Pero es por algo que Waner, miembro del Salón de la Fama, tiene el mejor promedio de por vida en la historia de los Piratas (.340) por. Waner tenía un swing bien sencillo y una vez le dijo a _The Sporting News_, “hay que estar relajado y no muevas el bate, no lo aprietes. Hay que estar listo para pegarle a la bola con la maceta del bate. Sólo haz swing y deja que el peso empuje la bola”. Ve el swing de Waner >

Reds: Eric Davis, OF, BD
Años con el equipo: 1984-91, 1996

Davis mantenía sus manos abajo y eran rápidas como una serpiente haciendo conexión con la pelota, que salía disparada del bate del toletero derecho. Davis bateó 203 de sus 282 jonrones de por vida mientras estuvo en los Rojos y fue a dos Juegos de Estrellas. Aunque Ken Griffey Jr. merece estar en la conversación, sus mejores años fueron con los Marineros. Ve el swing de Davis >

Oeste de la Nacional

D-backs: Mark Grace, 1B, BZ
Años con el equipo (2001-03)

Grace llegó a Arizona desde los Cachorros y llevó al desierto aquel dulce swing zurdo. Tenía la habilidad para de alguna manera hacer contacto con la pelota y batear de foul un tremendo pitcheo. Puede que aquello no siempre luciera bonito, pero cuando ponía la bola en juego, era con aquel swing ligeramente de abajo hacia arriba con el que mandaba la bola a los canales. Por algo nadie dio más hits en los años 90 que Grace. Ve el swing de Grace >

Dodgers: Pedro Guerrero, OF, BD
Años con el equipo: 1978-88

En su Baseball Abstract de 1986, el historiador y analista de béisbol, Bill James, se refirió al dominicano Guerrero como “el mejor bateador que ha hecho Dios en mucho tiempo”. Las lesiones y algunos problemas de conducta evitaron que Guerrero hiciera realidad el informe de James, pero las siete campañas en las que bateó .300 sirven como prueba del swing más clásico, puro y letal en la historia de los Dodgers de Los Ángeles. “Inspira miedo”, dijo sobre Guerrero el jardinero Gary Matthews, quien terminaría siendo coach de bateo en Grandes Ligas. “No les tira a esos pitcheos que apenas son bolas, y batea todo lo demás duro”. Ve el swing de Guerrero >

Gigantes: Will Clark, 1B, BZ
Años con el equipo: 1986-93

A Clark lo llamaron “El Natural” durante mucho tiempo. En su primer turno en MLB, le conectó un jonrón a Nolan Ryan por todo el jardín central, mostrando aquel fabuloso swing zurdo que lo convirtió en pieza clave de los Gigantes entre 1986 y 1993. Los Gigantes tienen previsto retirar el número 22 de Clark durante algún momento de este año.

Padres: Tony Gwynn, OF, BZ
Años con el equipo: 1982-2001

El fluido movimiento con el bate de Gwynn le valió ocho títulos de bateo y 15 participaciones en el Juego de Estrellas. Su swing – compacto pero agresivo, suave pero decisivo—es uno de los más reconocibles en la historia del béisbol. A Gwynn, quien se retiró con un promedio de .338 – el mejor promedio desde Ted Williams – lo honraron con una estatua suya haciendo swing detrás del jardín derecho del Petco Park. Ve el swing de Gwynn >

Rockies: Todd Helton, 1B, BZ
Años con el equipo: 1997-2013

Helton tenía una forma suave, pero a la vez firme, de tomar el bate mientras esperaba su pitcheo, como si estuviese mandando un mensaje: No importaba dónde estuviera la bola, él iba a encontrar la manera de pegarle. Y si estaba en zona buena, lo más probable era que terminara de cuadrangular. Helton conectó 2,519 hits y 369 jonrones, todos con los Rockies. Ve el swing de Helton>

MLB.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here