Este L.N.: Las mejores herramientas de bateo

0
248
Jean Segura, Filis de Filadelfia
Jean Segura, Filis de Filadelfia

Antes de que los mejores bateadores de Grandes Ligas se convirtieran en las estrellas que hoy son, los escuchas utilizaban una escala de 20 a 80 para evaluar cada una de las cinco herramientas (bateo, poder, velocidad, fuerza del brazo y fildeo). Tomando en cuenta la coordinación visomotora, mecánicas del swing y la velocidad del bate, la herramienta de bateo se enfoca en la habilidad de un jugador de hacer contacto duro, con frecuencia, no poncharse y utilizar todo el terreno.

Pero a medida que el béisbol ha evolucionado, se ha puesto más énfasis en el poder que en el promedio. Desde el 2010, solamente un campeón de bateo de la Liga Nacional tuvo un promedio por encima de .340.

Eso se debe en parte al dominio de los lanzadores, especialmente aquellos cuya especialidad es conseguir swings en blanco. El Este de la Liga Nacional, donde militan algunos de los mejores pitchers del Viejo Circuito, ese es precisamente el caso.

Pero el béisbol sigue es un juego que depende de producir carreras. Por lo tanto, esta semana, MLB.com les pidió a sus reporteros que eligieran al bateador de su equipo que cuenta con la mejor herramienta de bateo. Esto son los resultados:

Bravos: Freddie Freeman

Nick Markakis hace contacto con la bola con más consistencia que cualquier otro jugador actual de los Bravos. Pero la herramienta de bateo tiene más que ver con el daño hecho contra pitcheos de calidad. Por lo tanto, está entre Freeman o el venezolano Ronald Acuña Jr.

Acuña es quien más poder tiene, pero hace demasiados swings en blanco como para decir que posee la mejor herramienta de bateo. De hecho, el curazoleño Ozzie Albies sería el mejor candidato, y de repetir lo que hizo en el 2019, estaría más cerca de recibir dicha distinción. No obstante, no hay motivo para pensar que vamos a ver un declive repentino de parte de Freeman, quien consistentemente ha aportado poder a la vez que ha bateado para promedio. Y sigue siendo uno de los bateadores más agresivos de Grandes Ligas. — Mark Bowman

Marlins: Corey Dickerson

Uno de los constantes en la alineación de Don Mattingly durante los entrenamientos primaverales fue Corey Dickerson en el tercer puesto. Se esperaba que ese fuese el caso durante la temporada regular, y con buena razón. Dickerson ha demostrado su valor a la hora de producir carreras y tiene historia de hacer buen contacto. Su índice de ponches de por vida es de apenas 21.3% y su promedio en bolas en juego es de .331. Dickerson dividió la temporada del 2019 entre los Piratas y los Filis. En 78 juegos, tuvo línea de .304/.341/.565 con 12 jonrones y 59 remolcadas. Dickerson también ha demostrado poder, ya que conectó 27 cuadrangulares por los Rays en el 2017, temporada en la que fue convocado al Juego de Estrellas.– Joe Frisaro

Mets: Jeff McNeil

Pese a que juega en una época en la que es más difícil que nunca hacer contacto, y aún más difícil superar posicionamientos defensivos sofisticados, el promedio de por vida de Jeff McNeil de .321 lo coloca en el segundo lugar en la historia de los Mets entre bateadores con un mínimo de 800 visitas al plato. Da la impresión de hacerle swing a cualquier pitcheo, y el año pasado encabezó la liga en swings al primer lanzamiento. No importa. McNeil tiene una habilidad preternatural para hacer conectacto con la bola, ya que bateó .311 en siete temporadas de liga menor. Fue la herramienta de bateo de McNeil lo cual obligó a los Mets a subirlo a Grandes Ligas en el 2018, temporada en la que tuvo promedio de .329 en 63 compromisos. Un año después, McNeil bateó .318 y empalmó 23 jonrones. Fue uno de nueve bateadores calificados de la Liga Nacional que tuvieron promedio por encima de .300 el año pasado y uno de cuatro que conectó al menos 23 cuadrangulares a la vez que se ponchó 75 veces o menos. — Anthony DiComo

Nacionales: Howie Kendrick

Cuando Kendrick entra a la caja de bateo, los Nacionales saben que pueden contar con él. En 14 temporadas de Grandes Ligas, Kendrick ha tenido un promedio de casi .300. El año pasado, temporada en que cumplió 35 años, encabezó al equipo con promedio de .344 en 121 juegos. (Anthony Rendón, quien terminó en el segundo lugar, bateó .319). En el 2017, Kendrick dejó promedio de .340 como integrante de los Filis.

Cuando los Nacionales necesitaron producción para ganar la Serie Mundial del 2019, Kendrick dio la cara. Su grand slam en el 10mo inning del Juego 5 de la Serie Divisional de la Liga Nacional eliminó a los Dodgers. Después, bateó .333 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, en la que Washington barrió a los Cardenales, y fue reconocido como el Jugador Más Valioso de dicha serie. Y fue el jonrón de Kendrick en el Juego 7 de la Serie Mundial contra los Astros lo que permitió que los Nacionales se adjudicaran el primer título en la historia de la franquicia. — Jessica Camerato

Filis: Jean Segura

Segura tuvo promedio de .280 en el 2019, la cual fue considerada una temporada decepcionante de parte del dominicano. Eso habla de la gran habilidad de Segura de hacer contacto. En las tres temporadas anteriores con Arizona y Seattle, tuvo promedio combinado de .308. Ningún bateador de Filadelfia ha tenido promedio de .300 desde Ben Revere (.306) en el 2014. ¿Antes de eso? Chase Utley (.332) y Aaron Rowand (.309) en el 2007. Hoy en día, se pone más énfasis en el OPS, porcentaje de embasarse y slugging que en el promedio de bateo, pero vale la pena reconocer a los bateadores capaces de poner la bola en juego. En ese sentido, Segura es uno de los mejores, lo cual lo hace una pieza valiosa del lineup de los Filis. Su índice de ponches de 11.8% el año pasado fue el sexto mejor de Grandes Ligas. — Todd Zolecki

Por Betelhem Ashame / MLB.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here