Familia y Betances, claves del relevo de Mets

0
167
Dellin Betances y Jeurys Familia, Mets de Nueva York
Dellin Betances y Jeurys Familia, Mets de Nueva York

PORT ST. LUCIE, Florida – A esta altura de la pretemporada, los Mets ya están lo suficientemente preocupados por el control del dominicano Jeurys Familia como para darles instrucciones a James McCann y a otros receptores que hagan que el relevista apunte al medio del plato. Esperan que de esa manera el movimiento natural de los pitcheos de Familia – particularmente el sinker — importe más que la localización exacta.

A esta altura de la pretemporada, los Mets están relativamente satisfechos con las 93 millas por hora del quisqueyano Dellin Betances, un relevista que hace no mucho tiempo registraba triple dígitos de velocidad. En este momento del año pasado, Betances alcanzaba una velocidad un poco más baja, así que tal vez tenga más en el tanque.

Esos aspectos se han convertido en la nueva normalidad para Familia y Betances, una dupla de dinámicos relevistas que podría ser la clave de su equipo para el 2021. A lo largo del invierno, los Mets firmaron a Trevor May y Aaron Loup para darle profundidad al bullpen, adquirieron vía cambio a otros relevistas y reclamaron a otros en waivers. De los 75 jugadores en los entrenamientos, cerca de un tercio son relevistas.

De todas maneras, si los Mets quieren tener un bullpen por encima del promedio por primera vez desde el 2016 (no es coincidencia que haya sido la última vez que clasificaron para la postemporada), la respuesta puede estar menos en la cantidad de lanzadores y más en dos de los brazos que ya estaban el año pasado en el equipo, Familia y Betances.

Lea también: Astros y Valdez a la espera de pruebas para saber que hacer con lesión

“Aportan mucho – su experiencia, el comportamiento en la cueva”, dijo el manager de los Mets, el dominicano Luis Rojas. “Ambos están trabajando en cosas nuevas”.

Los primeros resultados han sido mixtos. De forma combinada, ambos relevistas quisqueyanos hicieron 54 pitcheos el jueves en su debut en la Liga de la Toronja. Familia realizó 31, ingeniándoselas para salir en blanco a pesar de regalar dos bases por bolas y permitir un elevado que fue atrapado en la zona de seguridad. Betances hizo 23 lanzamientos, permitiéndole un jonrón de tres carreras a Ryan Zimmerman y pudiendo sacar sólo dos outs antes de que los Mets ejercieran la regla de este año de terminar un inning de forma prematura.

No fue la salida que se esperaba, aunque podría haber aspectos positivos a destacar. En el caso de Familia, el derecho dijo que se sintió “excelente” y añadió que tiene planes de agregar una recta de cuatro costuras con mayor regularidad a su repertorio, para evitar que los rivales se sienten a esperarle el sinker, slider y recta de los dedos separados en la parte baja de la zona. La recta de cuatro costuras le permite a Familia cambiar los niveles de visión de los contrarios con mayor facilidad.

“No es un pitcheo nuevo”, dijo Familia. “Pero este año, incluyendo la pretemporada, trataré de incorporarlo más”.

En cuanto a Betances, quien pasó el invierno trabajando en unas instalaciones de biomecánica en New Jersey, la velocidad lo es todo. Conocido por alcanzar las 102 mph con los Yankees, tocó las 96.7 mph en verano pasado y tuvo un promedio de 93.6. El hecho de que ya esté alcanzando las 93 mph en esta primavera es una buena señal, incluso si se encuentra lejos de lo conseguido anteriormente.

“Me siento mejor que el año pasado”, dijo Betances recientemente, haciendo referencia a la lesión en el tendón de Aquiles que estuvo rehabilitando en la primavera anterior. “Siento que finalmente tuve un receso de temporada completo que me permitió alistarme para llegar al campamento”.

Los Mets tendrán que ver si todo esto son sólo conversaciones típicas de marzo o si Familia y Betances pueden mejorar considerablemente. El primero ha tenido problemas durante dos años consecutivos, produciendo una efectividad de 5.09 y otorgando 6.3 boletos por cada nueve entradas desde que los Mets lo firmaron por tres años y US$30 millones hace dos inviernos. Acercándose a la agencia libre, Familia dijo que, “No tengo otra opción, sino ser bueno”.

Betances también será agente libre en noviembre, aunque tiene una opción para el 2022 que podría ejercerse si participa en al menos 50 juegos en esta temporada. Para conseguirlo, no sólo tendrá que evitar el tipo de lesiones que lo limitaron a participar en 15 partidos en la campaña pasada, sino mejorar drásticamente el promedio de carreras limpias que tuvo de 7.71.

Si ambos lanzadores consiguen sus metas, el sueño de los Mets de tener un bullpen élite podría hacerse realidad. Si no, tal vez las adiciones de Loup y May no sean suficientes.

“Esos dos han trabajado mucho en el receso de campaña y llegaron en una forma increíble”, dijo Rojas sobre la dupla de relevistas. “Esos dos han sido muy exitosos en sus carreras”.

Por Anthony DiComo/MLB.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here