La estrategia de LeBron James para dominar a su edad

0
177
ARCHIVO - En esta foto del 11 de octubre de 2020, LeBron James completa la volcada ante el Heat de Miami en el sexto partido de las finales de la NBA. (AP Foto/Mark J. Terrill, archivo)
ARCHIVO - En esta foto del 11 de octubre de 2020, LeBron James completa la volcada ante el Heat de Miami en el sexto partido de las finales de la NBA. (AP Foto/Mark J. Terrill, archivo)

Después de llevar a Los Angeles Lakers al título de la NBA en octubre, LeBron James está de vuelta, defendiendo otro campeonato al comienzo de otra nueva temporada.

Pero este año se siente diferente. Al comenzar su 18va temporada de baloncesto profesional, la mera longevidad de la carrera de James se perfila como una de sus hazañas más impresionantes. También plantea preguntas muy reales sobre cómo puede mantener su nivel de juego estelar.

La combinación de grandeza y kilometraje de James es incomparable. Y la forma en que maneja esa carga será un factor fascinante en la carrera por el campeonato de esta temporada.

LeBron ha acumulado millas

James cumplirá 36 años antes de que finalice el año calendario. Su carrera en este momento está definida tanto por un increíble currículum de 17 temporadas como por las expectativas actuales del campeonato. Y entra en esta temporada como el MVP reinante de las Finales y el abridor proyectado de mayor edad en la NBA.

Estas tres estadísticas ayudan a mostrar cuánto volumen carga James esta temporada.

1. Partidos jugados en la NBA: 1,525

La semana que viene, James se pondrá los tenis una vez más y jugará su partido número 1,526 de la NBA (incluyendo la postemporada). Para tener contexto, Larry Bird jugó en 1,061 juegos en total, Magic Johnson jugó en 1,096 y Michael Jordan jugó en 1,251. Si bien todos esos íconos se desvanecieron antes de alcanzar la marca de 1,300 juegos, James sigue siendo posiblemente el jugador individual más efectivo del mundo a medida que se acerca a los 1,600 desafíos jugados.

2. Minutos totales: 59,364

James ha jugado más baloncesto de la NBA que cualquier otro jugador activo, y la diferencia de cantidad es realmente asombrosa. Carmelo Anthony actualmente ocupa el segundo lugar en el total de minutos de temporada regular y postemporada jugados con 42,979. Para que Anthony atrape a su amigo, James tendría que dejar de jugar y Anthony tendría que jugar los 48 minutos completos en más de 340 partidos.

3. Total de puntos: 41,732

Una vez más, Anthony ocupa el segundo lugar entre los jugadores activos. Y nuevamente, no está cerca.

Para que Anthony alcance a James en anotaciones de temporada regular y postemporada, tendría que promediar 30 puntos en más de 448 juegos; James sin duda está en otro planeta.

El Rey ha estado en las Finales de la NBA en nueve de las últimas 10 temporadas. Su currículum es increíble. Pero a medida que completa la temporada baja más corta de su carrera, su resistencia está a punto de enfrentar la prueba más difícil hasta el momento.

Cómo James encuentra tiempo para descansar

Aunque la brecha promedio entre el último día de las Finales y la primera noche de la siguiente temporada es de 141 días, los Lakers tienen solo 71 días libres después de un retraso en la carrera hacia el título en octubre. Dada su edad, su millaje y este rápido regreso, ¿podrá James defender razonablemente el título?

Esa pregunta nos lleva a nuestro último conjunto de números, examinando cómo la carga de trabajo y el esfuerzo en la cancha de James han cambiado a lo largo de los años, algo que Brian Windhorst de ESPN cubrió durante los años de James en Cleveland y se ha vuelto más importante en Los Ángeles.

James ha mantenido su trono al encontrar nuevas formas de administrar su carga de trabajo y conservar su energía. En lugar de perderse más juegos, administra más la carga durante los juegos.

Lea también: Kyle Kuzma renueva con los Lakers por tres años y 40 millones

El sistema de seguimiento de jugadores en la NBA empezó en 2013. Brinda una información fascinante sobre cómo jugadores distintos se esfuerzan de maneras diferentes. Y James se esfuerza de manera más selectiva que nunca.

En su última temporada con el Miami Heat, James recorrió una distancia promedio de 2.56 millas por juego, según el seguimiento de Second Spectrum. Para su primera temporada en Los Ángeles, ese número bajó a 2.37 millas por juego, y la temporada pasada volvió a bajar, a 2.30 millas por juego. Es una historia similar con su velocidad promedio en cancha, que ha disminuido de 3.82 mph en 2015-16 a 3.7 mph la temporada pasada, ubicándose en el puesto 122 de los 127 jugadores que promedian 30 minutos por juego.

Se trata menos de lo que James todavía puede hacer y más de lo que sabe que su cuerpo debería estar haciendo. Los videos y los datos muestran que James conserva su energía para que cuando decida presionar el botón turbo, sus viejos impulsores aún tengan suficiente energía para alimentar su enorme físico en momentos cruciales.

James limita su trote tanto como sea posible en la cancha, una de las principales razones por las que su velocidad promedio es menor. Entre los jugadores que registraron 30 minutos por juego, solo James Harden (18.6%) pasó menos tiempo moviéndose a un ritmo medio que James (19.0%) en 2019-20, según los datos de Second Spectrum.

La burbuja dejó en claro que James sigue estando entre los mejores atletas de la liga. Pero esas canas en su barba son reales. Los datos de la carga de trabajo revelan que está jugando un poco menos por juego y está eligiendo sus momentos con más cuidado que nunca.

Cómo funciona esto en la cancha

James ha cambiado por completo su selección de tiros desde que ingresó a la liga. Cuando ganó su primer título, con Miami en 2012, los tiros de media distancia eran una gran parte de su juego y los triples no.

Esa temporada, James tomó más del 40% de sus tiros en las áreas entre 10 pies y la línea de 3 puntos. Solo el 12.7% de sus intentos fueron intentos de triples. Pero cuando ganó su cuarto título en la burbuja la temporada pasada, su lista de tiros se volvió más James Harden que Michael Jordan.

La temporada pasada, los tiros de media distancia representaron solo el 17% de su dieta de tiros, y los triples representaron un 32.6% de sus tiros, una marca personal.

James ha evolucionado junto con la liga que ha dominado durante casi dos décadas, pero este cambio en su dieta de tiros también representa otra forma en la que gasta menos energía. Ves disparos más casuales de triples y menos penetraciones físicas hacia el aro.

James hizo un respetable 37% de sus triples durante la postemporada más reciente. El simple hecho de que puede encestar triples en este nivel lo está ayudando a extender su carrera. Los triples son más fáciles para el cuerpo que los feroces ataques de un lado al otro que James ha utilizado para generar puntos durante la mayor parte de su mejor momento como jugador que aún parece vivir. Durante su última carrera de playoffs con Cleveland en 2017-18, James promedió 22.8 penetraciones por cada 100 posesiones. En los playoffs de la burbuja de este otoño, esa cifra cayó hasta el 16.8.

No se equivoque: James aún no se ha retirado de dominar la pintura. Solo está organizando los viajes agotadores al aro con más cuidado. Cuando los Lakers necesitaban cestas en la recta final, James aún podía conseguirlas a voluntad, dominando a los defensores más jóvenes que no eran rival para su tamaño estilo de Karl Malone. No solo intentó y convirtió más tiros de pintura que nadie en los playoffs de 2020, sino que de los 38 jugadores de postemporada que intentaron al menos 50 tiros en la pintura, James también ocupó el primer lugar general en eficiencia, convirtiendo un ridículo 71.2% de esos intentos.

Aparte de la selección de tiros, el otro gran cambio en el juego ofensivo de James involucra sus pases. James siempre ha sido un pasador fenomenal y nunca ha sido un jugador egoísta, pero la temporada pasada llevó eso a nuevas alturas. Por primera vez en su carrera, lideró la NBA en asistencias, registrando 10.2 por partido.

Esas asistencias son un componente vital de la capacidad de James para mantenerse fresco. En lugar de abrirse camino hacia canastas físicas en la pintura, está poniendo más confianza en sus compañeros de equipo. Y está funcionando.

En general, la temporada pasada, los Lakers registraron un impresionante porcentaje de tiros de campo efectivo de 54.6%. Pero de los pases de James, el eFG de los Lakers se disparó al 56.1%, la marca más alta entre los 10 creadores de tiros más activos de la NBA, según los datos de Second Spectrum. Encuentras una olla de oro al final de un arco iris; encuentras una cesta al final de un pase de James.

Ayuda que los Lakers tengan a Anthony Davis, quien todavía tiene 27 años y es uno de los compañeros de equipo más talentosos que James haya tenido. La temporada pasada, la combinación de James-Davis fue la pareja de asistencias-tiradores más prolífica de la NBA. Pero la mejor manera para que Davis ayude a James a salvar su cuerpo es eliminar la asistencia por completo. Como Laker, Davis registró 5.8 aislamientos por cada 100 posesiones y anotó 1.03 puntos por oportunidad, ambas marcas personales de su carrera. Más de eso sería una gran noticia para su coprotagonista.

La corona es tan pesada como siempre para James, quien siempre ha estado entre las superestrellas más inteligentes del juego. Los Lakers esperan otro trofeo en una temporada que será extremadamente competitiva e impredecible. La naturaleza caótica de la próxima temporada probablemente desafiará a los jugadores mayores más que a los veteranos jóvenes. Apueste contra James si quiere, pero su reinado no muestra signos reales de terminar pronto.

Por Kirk Goldsberry | ESPN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here