La grandeza de Hank Aaron, por los números

0
151
Hank Aaron, Bravos de Atlanta
Hank Aaron, Bravos de Atlanta

Dos números estarán por siempre vinculados a Hank Aaron. El 715, la cantidad de jonrones que necesitó para destronar a Babe Ruth como el rey de cuadrangulares en 1974, en uno de los momentos más icónicos del deporte. Y el 755, su total de bambinazos y récord que perduró 31 años.

Aaron, quien falleció el viernes a sus 86 años, construyó un legado que va más allá de sus números. Pero incluso enfocándonos únicamente en las estadísticas, 715 y 755 son sólo la punta en el iceberg de lo que consiguió en su prolongada y legendaria carrera.

Aquí, 13 estadísticas y números de uno de los mejores jugadores en levantar un bate en la historia del béisbol:

1. Sin años malos: Veinte temporadas de 20 jonrones

Un aspecto sorpresivo de los 755 jonrones de Aaron es que lo hizo sin superar la marca de 47 en un mismo año. Un total de 47 jugadores han tenido un total mayor en una temporada – 15 de ellos lo hicieron en múltiples ocasiones – pero Aaron es el segundo en la historia en la lista cuadrangulares, por detrás de Barry Bonds.

Aaron lo consiguió gracias a su consistencia. Es uno de cinco jugadores en tener al menos ocho campañas con 40 bambinazos, uno de dos (junto a Alex Rodríguez) en tener 15 campañas de 30 jonrones y es el único en dar 20 o más en 20 años diferentes. Esas veces fueron seguidas, entre 1955 y 1974. Aaron no pudo llegar a esa marca sólo en su campaña de novato con 20 años y a sus 41 y 42 años, en 1975 y 1976, respectivamente.

2. Construido para durar

No puedes dar 755 vuelacercas si no eres una representación de durabilidad y longevidad. Los 3,298 juegos disputados por Aaron son 10 menos que los que tuvo Carl Yastrzemski, para el segundo puesto histórico. El primero es Pete Rose con 3,562. Aaron disputó al menos 150 encuentros en 14 ocasiones y al menos 120 compromisos 21 veces; empatando con Rose por la mayor cantidad de ese tipo de temporadas en la historia. Aaron es tercero en veces al bate con 13,941.

3. La edad es sólo un número: Productivo con 20 y con 40 años

Algo que se destaca sobre Aaron es lo bueno que fue tanto en su juventud como al final de su carrera. Es uno de 24 jugadores de posición en tener un WAR (victorias por encima del reemplazo) de 6.0 con 21 años o menos, según Baseball-Reference, y es décimo en la historia en WAR total (38.8) para un jugador hasta los 25 años. Pero también es séptimo en WAR para un jugador de 35 años o más (31.4). Las mejores dos campañas de Aaron en cuanto a OPS fueron a sus 37 (1.079) y 39 (1,045, aunque en sólo 120 encuentros) años. En las cinco temporadas entre 1969 y 1973, cuando Aaron tenía 35-39 años, lideró las Mayores en slugging (.601) y OPS (.997).

4. Leyenda entre líderes: Está entre los mejores cinco en varias categorías

Además de los jonrones, juegos disputados y veces al bate, Aaron está ubicado en el tercer lugar histórico en hits (3,771), cuarto en carreras anotadas (2,174), primero en total de bases alcanzadas (6,856), primero en extrabases (1,477), primero en empujadas (2,297), cuarto en boletos intencionales (293) y quinto en WAR entre los jugadores de posición (143.1). Es uno de seis en alcanzar 3,000 hits y 500 jonrones.

Lea también: Fallece la leyenda Hank Aaron a los 86 años

5. Una máquina: 3,000 hits sin jonrones

Miren de nuevo el total de imparables: 3,771. No hay que ser un experto en matemáticas para saber lo que significa. Si retiras los 755 jonrones de Aaron, igual hubiese superado los 3,000 hits – una de las cifras más importantes en el béisbol. Además de los cuadrangulares, los 3,016 inatrapables que dio hubiesen sido la 29na mayor cantidad en la historia. ¿El jugador que hubiese quedado detrás? Wade Boggs, un miembro del Salón de la Fama que bateó .328 en 18 temporadas, con un total de 3,010 hits.

6. Dominio total: El rey del total de bases alcanzadas

Deténganse a pensar en esas 6,856 bases alcanzadas. Son 722 más que las de Stan Musial, quien ocupa el segundo lugar, cercano al doble del líder en ese departamento en el 2019, el dominicano Rafael Devers (359). ¿Cuánto son 6,856? Representan 1,748 jonrones, 2,285 triples o 3,428 dobles. Si un jugador alcanzara la cifra récord de Ruth de 457 bases alcanzadas y repetiría ese número durante 15 años, aún quedaría a una almohadilla de Aaron.

7. Los ponches bajo control: El 112do en abanicados

Como fue mencionado, Aaron fue al plato más que nadie, con excepción de apenas dos jugadores en la historia del béisbol y sólo uno ha dado más cuadrangulares que él. A pesar de eso, su baja cantidad de ponches es impresionante – especialmente bajo los estándares actuales. Aaron terminó con 1,383 abanicados (menos que sus 1,402 bases por bolas), que representan apenas la 112da mayor cantidad en la historia hasta la temporada del 2020. Varios jugadores activos tienen más, incluyendo a Giancarlo Stanton, Evan Longoria y Justin Upton. Claro, Aaron jugó en un ambiente de pocos ponches, en el que los lanzadores no tenían los repertorios de hoy. Pero Aaron se ponchó menos que otros miembros del Salón de la Fama como Reggie Jackson (el líder de todos los tiempos con 2,597), Willie Stargell (1,936) y Mickey Mantle (1,710).

8. Sin temor a nadie: Castigó a inmortales

El lanzador que más enfrentó Aaron fue el miembro del Salón de la Fama, Don Drysdale. Los dos se midieron en 249 ocasiones, 21 más que cualquier otro rival de Aaron. En su carrera, Drysdale le permitió un OPS de sólo .645, pero Aaron nunca se intimidó ante el diestro de los Dodgers. Le conectó 17 cuadrangulares y le bateó .267/.345/.579 para un OPS de .925, que prácticamente igualó el que tuvo Aaron en su carrera (.928).

Drysdale es uno de 13 lanzadores del Salón de la Fama en enfrentar a Aaron al menos 25 veces. Aaron tuvo OPS de .820 ante nueve de ellos, teniendo éxito particularmente ante Sandy Koufax (OPS de 1.077 en 130 veces al bate) y Steve Carlton (OPS de 1.025 en 81 VB).

9. Siempre brillante: Un fijo en el Juego de Estrellas

Aaron es el líder histórico en convocatorias al Juego de Estrellas con 25. La particularidad en ese número es que hubo cuatro temporadas (1959-1962) en las que hubo múltiples juegos. De todas maneras, Aaron fue seleccionado al Juego de Estrellas en 21 temporadas (1955-1975), más que cualquier otro jugador. Fue titular en el Clásico de Media Temporada 17 veces, sólo por detrás de Willie Mays (18).

10. Un piso muy alto: 15 años seguidos con WAR de 6.0

Aaron no asistió a tantos Juegos de Estrellas sólo por inercia. Comenzando con su segunda temporada en 1955, produjo un WAR de al menos 6.0 en 15 campañas consecutivas hasta 1969. Como contexto, sólo 13 jugadores de posición alcanzaron esa marca en el 2019, siendo el promedio para un año. Esa racha de 15 campañas es un récord y las 16 temporadas con al menos 6.0 de WAR lo igualan en el primer puesto con Bonds entre los jugadores de posición.

11. Excelencia en octubre: OPS de 1.116 en la postemporada

Aaron no tuvo muchas oportunidades de jugar en la postemporada, pero cuando lo hizo, bateó .362/.405/.710 con seis jonrones y 16 carreras empujadas en 17 partidos. En dos de esas series (Serie Mundial de 1957, Serie de Campeonato de la Liga Nacional de 1969) dio cuadrangular en tres ocasiones. Entre los jugadores con al menos 70 veces al bate en la postemporada, Aaron es sexto en promedio, quinto en slugging y quinto en OPS.

12. Único en su estilo: Siempre en la conversación por el JMV

A pesar de su producción y logros, puede llegar a impresionar que no esté entre los 31 jugadores en ganar el premio al Jugador Más Valioso en múltiples oportunidades. La única vez que lo ganó fue en 1957, en su cuarta temporada. Aaron nunca terminó en el segundo lugar. Sin embargó, finalizó tres veces en el tercer puesto y recibió votos en 19 temporadas seguidas (1955-1973). Está empatado en el octavo puesto de todos los tiempos en “MVP shares”, según Baseball-Reference.

13. El hermano mayor: Dupla de cuadrangulares

El béisbol ha visto una gran cantidad de parejas (y tríos) de hermanos. Desde los Warner a los DiMaggio hasta los Alou, Alomar, Upton y Seager. Sí, los Aaron son la dupla de hermanos con más cuadrangulares, y por mucho. Esto a pesar de que el hermano menor de Hank, Tommie, dio sólo 13 bambinazos en partes de siete temporadas en las Mayores, siendo compañero de Hank en los Bravos entre 1961 y 1971. Eso significa que el 98.3% de los 768 jonrones de los hermanos Aaron son de Hank.

Por Andrew Simon /MLB.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here