Las “cinco herramientas”: Bateo, el primero

0
262
Mookie Betts, Dodgers de Los Angeles / Foto de USA Today
Mookie Betts, Dodgers de Los Angeles / Foto de USA Today

Los escuchas han evaluado a los jugadores de posición con las “cinco herramientas” por mucho tiempo, con la finalidad de intentar determinar su éxito en las Mayores: Bateo de promedio, bateo de poder, velocidad, defensa y brazo. Los llamados “jugadores de las cinco herramientas” son especiales.

La WEb de MLB.com pidió a cinco reporteros que construyan al mejor jugador de cinco herramientas, seleccionando los mayores ejemplos de cada virtud entre los jugadores activos en Grandes Ligas. Se trata de un solo jugador seleccionado por una de las cinco herramientas.

Bateo

Si un jugador puede tener una sola herramienta, ésta es la mejor opción. Es la base para cualquier jugador de posición.

El poder es importante, pero no puedes dar cuadrangulares sin hacer contacto. Incluso si un jugador tiene una velocidad, brazo o defensa por encima del promedio, tendrá problemas para mantener su trabajo si no puede batear.

Esta herramienta se entiende generalmente para determinar la habilidad de batear para promedio. Algunos incluyen la disciplina y la mentalidad en el plato como parte de esta herramienta. El prototipo jugador con esta virtud minimiza la cantidad ponches y puede batear para todas las zonas del terreno. Recuerden a Tony Gwynn o Ichiro Suzuki, por ejemplo.

Aquí, las cinco selecciones:

DJ LeMahieu, 2B, Yankee

Datos clave: Promedio de .313/.309 de xBA (Promedio de bateo esperado, por sus siglas en inglés) desde el 2015

LeMáquina es el apodo perfecto para LeMahieu. Es un robot para batear. Batea en el Coors Field, en el Yankee Stadium y en cualquier otro lado.

En los últimos cinco años, incluyendo el título de bateo que ganó en Colorado y el que casi gana en Nueva York, LeMahieu ha bateado .313, sólo por detrás del venezolano José Altuve. Desde el 2015, su promedio de bateo esperado (xBA) –que se basa en la calidad de su contacto—es de .309, sólo superado por Christian Yelich.

Enfocándonos sólo en el 2019, su promedio de .327 fue el cuarto en las Mayores entre todos los bateadores calificados. Su .322 de xBA fue el segundo mejor, por detrás de Cody Bellinger. Tuvo 245 batazos fuertes (que salieron a 95 millas por hora o más), sólo por detrás del dominicano Rafael Devers.

Lea también: Carlos Gómez sobre los negocios con Álex : Van “jevi, jevi”

Anthony Rendón, 3B, Angelinos

Dato clave: xBA de .313 desde el 2018

Los Angelinos invirtieron US$245 millones en un contrato de siete años para mejorar su alineación, y con razón. Rendón hace todo lo que quieres de un bateador. Es selectivo, pone la bola en juego y, en ocasiones, con autoridad.

En las últimas tres temporadas, Rendón hizo contacto en más del 90% de las veces que vio un lanzamiento dentro de la zona de strikes, mientras que el promedio de MLB fue de 82%. Rendón (91.9%) fue séptimo en las Mayores en esa categoría y tuvo la 15ta menor tasa de ponches. Y no lo hace sacrificando el contacto. Estuvo en el 88vo percentil en batazos fuertes el año pasado.

Colocando todo eso junto, obtienes al único bateador calificado con un promedio de al menos de .300 en las últimas tres campañas. Desde el 2018, sólo Christian Yelich ha tenido un mejor promedio de bateo esperado que él.

Jeff McNeil, INF/OJ, Mets

Datos clave: 81.4% de tasa de contacto/BABIP (Promedio de bateo con bolas puestas en juego, por sus siglas en inglés) de .344

Con McNeil, todo siempre se ha tratado de contacto. Desde su primer día en las Mayores, en julio del 2018, el informe de los escuchas siempre dijo lo siguiente: Hace swing a muchos lanzamientos, hace mucho contacto. Y hasta ahora ha sido así.

Ha hecho swing al 58.9% de los lanzamientos que ha visto hasta ahora, segundo entre los 96 bateadores que han visto al menos 2,000 pitcheos desde su debut. Y hace contacto. Tiene una tasa de contacto de 81.4% en su carrera, bien por encima del promedio de las Mayores de 78.8%.

En su carrera, tiene un BABIP de .344, empatado en el séptimo lugar entre los jugadores calificados desde el momento de su debut. No sólo hace contacto, sino produce muchos hits cuando lo hace. Hasta ahora cuenta con promedio de .321.

Michael Brantley, LF, Astros

Dato clave: 90.7% de contacto desde el 2018

Cuando se trata de poner la bola en juego, pocos lo hacen mejor que Brantley. En una época en la que los ponches han aumentado vertiginosamente, el jardinero se ha mantenido firme con una tasa de por vida de 10.6% de ponches con un promedio de bateo de .297. Pocas veces persigue pitcheos fuera de la zona y cuando ve algo que le gusta, muy pocas veces falla. En las últimas dos temporadas, ha hecho contacto con el 94.9% de sus swings con lanzamientos en la zona, el más alto de las Mayores, y con 90.7% en total con sus swings.

Con una mecánica simple y compacta, Brantley reparte líneas por todo el terreno, lo que dificulta la opción del contrario de hacer una formación defensiva especial cuando está en el plato. En el 2019, el bateador zurdo tuvo una tasa de líneas de 28.1% (el promedio de MLB fue de 25.1%) y sus 170 hits fueron distribuidos: Setentaidós a su banda, 57 por el lado contrario y 50 por el medio del terreno. No es sólo un bateador de sencillos. El patrullero fue uno de 15 bateadores en las Mayores con más de 40 dobles. Y añadió 22 cuadrangulares.

Mookie Betts, RF, Dodgers

Dato clave: 438 batazos fuertes conectados de la mejor manera desde el 2016

Un buen bateador llega al plato con la intención de dar una línea fuerte. En las últimas cuatro temporadas, Betts está empatado con Manny Machado por la mayor cantidad de batazos fuertes conectados de la mejor manera (batazos que salen al menos a 95 millas por hora con un ángulo de salida de entre ocho y 32 grados). También ha promediado 29 cuadrangulares por temporada en ese período.

Pero junto al poder, Betts siempre les ha puesto presión a sus rivales para que lo ataquen. Sólo seis jugadores de tiempo completo han perseguido menos pitcheos que Betts desde el 2016. Y el jardinero lleva promedio de.340 ante lanzamientos que vienen por la zona de strikes. Betts castiga las rectas y ha incrementado su promedio ante los pitcheos rompientes en cada una de sus tres campañas más recientes, bateando incluso .300 en el 2019. Es extremadamente disciplinado.

MLB.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here