Las mayores sorpresas del invierno 2020-21

0
145
Nolan Arenado, Cardenales de San Luis
Nolan Arenado, Cardenales de San Luis

A pesar de la incertidumbre que los equipos enfrentaron en esta inusual temporada baja, una buena parte ésta ha salido de acuerdo a lo planeado.

Con un nuevo dueño, los Mets agregaron a un jugador de élite en el puertorriqueño Francisco Lindor, quien estaba destinado a ser cambiado por Cleveland. Los Azulejos adquirieron a un pez gordo de la agencia libre (George Springer). Los Yankees trajeron de regreso a casa a DJ LeMahieu, los Filis a J.T. Realmuto, los Bravos al dominicano Marcell Ozuna, etc.

Y aunque parecía un hecho que Trevor Bauer iba rumbo a los Mets, al final terminó firmando con el club más cercano a casa, los Dodgers, un equipo de mercado grande que le ofreció un contrato lucrativo pero corto, justo lo que el abridor derecho buscaba.

Pero los siguientes 10 acontecimientos fueron definitivamente más difíciles de pronosticar. Con los entrenamientos primaverales a punto de arrancar, les presentamos los 10 movimientos más inesperados de esta temporada muerta.

1. Los Rockies sí cambiaron a Nolan Arenado.

Que los Rockies hayan estado abiertos a cambiar al rostro de la franquicia poco después de que éste firmase una mega-extensión con el club fue una maniobra, tristemente, bien establecida. Y los Cardenales estuvieron ligados al cañonero por mucho tiempo en ese frente. Pero hubo más obstáculos de los usualmente anticipados antes de que el traspaso se concretara, incluyendo la cláusula para vetar un cambio de Arenado, y otra que le permite salirse de su contrato después del 2021, su lucrativo salario en medio de una pandemia y su inusual baja en su producción ofensiva (y una lesión) en 2020.

Sin embargo, los Rockies hicieron algunas concesiones para poder sellar el pacto con San Luis al final, como por ejemplo cubrir todo el sueldo de Arenado en el 2021 (US$15 millones por adelantado y US$20 millones diferidos).

2. Los Medias Blancas contrataron a Tony La Russa.

Rick Rentería llevó a los muchachos del sur de Chicago a disputar su primera desde el 2008, pero fue criticado por algunas decisiones cuestionables en la recta final. Tan despiadada como puede llegar a ser la cultura en los deportes profesionales, su despido no fue del todo una sorpresa (aunque sí generó algo de incomodidad cuando fue nombrado finalista al Premio Manager del Año en la Liga Americana).

Más notable fue el reemplazo de Rentería, con los Patiblancos volviendo bien atrás al pasado para recontratar a un miembro del Salón de la Fama quien no ha dirigido desde el 2011. A sus 76 años, La Russa es lo suficientemente viejo como para ser el abuelo de la mayoría de los jugadores en su lineup regular. La ironía es que cuando los Medias Blancas contrataron por primera vez a La Russa para ese papel, en 1979, él era el piloto más joven en las Grandes Ligas.

3. Blake Snell y Yu Darvish fueron cambiados – ni más ni menos que al mismo equipo.

Para este momento ya todos estamos bien familiarizados con la manera tan objetiva en la que los Rays se deshacen de sus estrellas una vez que sus gastos se incrementan. Pero el traspaso de Snell – llegando tan pronto después de haber sido pieza fundamental en la carrera del club hacia la Serie Mundial (y de haber sido removido para muchos prematuramente del Juego 6) – no era algo que se veía venir en el arranque de la temporada baja. Tampoco se veía venir que los Cachorros cambiarían a Darvish justo después de haber ganado el banderín de la Central de la Liga Nacional y de que el japonés finalizara de segundo en las votaciones para el Premio Cy Young en el Viejo Circuito.

Mientras tanto, aunque los Frailes siempre están dispuestos a negociar un canje, pocos se habrían imaginado que tendrían la motivación y los recursos para adquirir a este par de talentosos brazos, especialmente sin deshacerse de los prospectos más cotizados de una finca que aún tiene a cuatro jugadores dentro de la lista de los Mejores 100 Prospectos de MLB Pipeline.

Y aun así, este par de movidas se concretaron … ¡con un trecho de 24 horas entre una y otra!

4. Kris Bryant sigue siendo un Cachorro (al menos por ahora).

Los Cachorros cambiaron a Darvish y no le ofrecieron contrato al cañonero Kyle Schwarber, pero no cortaron vínculos (o, por lo menos, todavía no han cortado vínculos) con el jugador que ha estado en la cima de la lista de rumores de cambio previo a su última campaña antes de ser elegible para la agencia libre. Carajo, muchos de nosotros incluso llegamos a pensar que Bryant iba a ser canjeado antes del 2020, ni qué decir del 2021.

Lea también: Pujols no piensa más allá de la campaña 2021

Bryant, por supuesto, no logró incrementar su propio valor de cambio tras un lamentable 2020, temporada en la que apenas tuvo 0.4 de WAR según Baseball Reference. Pero el mercado de antesalistas lució bien escaso más allá de Justin Turner, la situación con Arenado se complicó por los factores previamente mencionados, y se sabía que los Cachorros estaban determinados a recortar su nómina. Incluso varios en la industria se llegaron a preguntar si el equipo del norte de Chicago decidiría no otorgarle contrato a Bryant tomando en cuenta la cantidad de dinero que se le iba a pagar en su última ronda de arbitraje (terminó firmando por US$19.5 millones). Aun así, la última vez que revisamos, Bryant todavía tenía un casillero con su nombre en el Sloan Park en Mesa, Arizona.

5. Los Yankees y los Medias Rojas hicieron un raro intercambio.

Y por un jugador importante, por increíble que parezca, con el relevista derecho Adam Ottavino (junto al lanzador prospecto Frank Germán) pasando a Boston a cambio de un jugador que será nombrado más adelante. Muy pocas veces se ve un canje entre ambas organizaciones rivales, de hecho, esto no ocurría desde el 2014, cuando los Patirrojos enviaron al campocorto Stephen Drew fue enviado a Nueva York por Kelly Johnson.

¿La última vez que estos dos archirrivales concretaron un cambio entre ellos previo al arranque de una temporada? Fue en 1986, cuando los Bombarderos del Bronx mandaron a Don Baylor a Boston por Mike Easler.

Ottavino tenía cuatro meses de haber nacido en ese momento.

6. El contrato de Brad Hand con los Nacionales

Nadie ilustra mejor esta inusual temporada muerta que Hand. Ha sido uno de los mejores cinco relevistas de las Grandes Ligas durante las últimas cinco temporadas y lideró a ambos circuitos con 16 salvados en el 2020. Pero Cleveland decidió no ejercer su opción por US$10 millones para el 2021 y así quedó disponible en waivers para cualquier equipo dispuesto a ejercer la opción. Con tantos equipos enfrentando incertidumbres con sus finanzas y los números periféricos de Hand despertando algunas interrogantes, cada uno de los otros 29 equipos – incluyendo a los Nacionales – rechazaron esa oportunidad.

Pero luego Hand terminó firmando con Washington dos meses después por… US$10.5 millones. Y recibió US$1 millón como compensación por parte de la Tribu. Así que cualquiera podría argumentar que nadie tuvo un mejor invierno que Brad Hand.

7. ¿Uno de los equipos más agresivos del invierno? Los Reales

Los Reales no han terminado con récord sobre .500 desde que ganaron la Serie Mundial en el 2015, perdieron 103 juegos y tuvieron un diferencial de menos 178 carreras la última temporada completa que se disputó, no tienen muchos prospectos cotizados o que estén cerca de las Grandes Ligas, y su nuevo propietario gastó casi un billón de dólares para comprar al equipo justo antes de una pandemia mundial. Así que su actividad en la temporada muerta hubiera girado alrededor de unos pocos jugadores económicos y contratos de ligas menores, nadie se hubiera sorprendido.

Pero los Reales hicieron un honesto intento por mejorar, adquirieron jugadores como el dominicano Carlos Santana, Mike Minor, Andrew Benintendi y Michael A. Taylor, entre otros. Puede que no sea suficiente para competir, pero honestamente, nos hemos acostumbrado tanto a ver equipos sumergidos pacientemente en sus procesos de reconstrucción que el plan de los Reales este invierno es tanto sorprendente como refrescante.

8. Kevin Gausman recibió una oferta calificada

A la luz de las inusuales circunstancias financieras luego de terminada la breve temporada 2020, se esperaba que sólo los mejores agentes libres recibieran la oferta calificada por US$18.9 millones. Si bien Gausman, de 30 años, tuvo un sólido 2020 para los Gigantes (3.62 de EFE, 118 de EFE+), no era visto como uno de los mejores abridores del mercado. Pero San Francisco se sintió lo suficientemente cómodo con Gausman como para tomar este riesgo calculado.

¿Menos sorpresivo? Que Gausman aceptara los US$18.9 millones.

9. Justin Turner anuncia donde va a jugar por Twitter

Primero lo hizo Trevor Bauer. Eso no fue ninguna sorpresa porque, bueno, es Trevor Bauer. Pero la nueva contratación de los Dodgers quizás encendió alguna chispa, porque cuando Turner volvió a acordar con el club una semana después, también tomó el inusual paso de servir como su propia agencia de relaciones públicas. Y el veterano segunda base Jason Kipnis anunció el lunes su contrato de ligas menores también por Twitter.

¿Es esta la nueva forma de revelar los nuevos contratos? Supongo que vamos a tener que seguir refrescando los canales de las redes sociales para saberlo.

10. Ryan Tepera recibió un voto al JMV de la L.N.

No es una transacción, pero igual fue una sorpresa. Normalmente los relevistas que dejan 3.92 de EFE no llaman mucho la atención. Pero el error involuntario que ocasionó que Tepera terminara de 18vo en la votación fue un apropiado contorno de la más rara temporada que cualquiera de nosotros haya visto.

Por Anthony Castrovince/MLB.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here