Los 10 mejores intermedistas de Buster Olney: LeMahieu y Altuve compiten por la cima

1
331
Dj LeMahieu, Max Muncy y José Altuve
Dj LeMahieu, Max Muncy y José Altuve

Si quieren echarle un vistazo al futuro de los receptores una vez que se implemente la zona de strike electronica, solo consideren cuán rápido ha cambiado la segunda base desde que se adoptaron las reglas contra los deslizamientos agresivos en 2016.

En aquel entonces, una habilidad separaba los buenos intermedistas de los malos: la capacidad de hacer un tiro con un corredor casi encima de él, transfiriendo la pelota rápidamente del guante a la mano y entonces hacer un tiro preciso a la primera base para quizás completar una doble matanza. Cuando los fildeadores pasaban de otras posiciones a la segunda base, esto fue lo que casi todos encontraron como el mayor desafío: aprender a hacer esto con habilidad.

Pero debido a lo que se conoce como la regla Chase Utley, se le atribuye poco valor a esta ráfaga practicada de manos y pies, porque los jugadores del medio del cuadro ya casi nunca son atropellados.

Cada vez más, los equipos tratan la segunda base de la misma forma que la primera base: como un lugar para explotar el potencial ofensivo a través de los pareos. En el artículo que publicamos ayer, se mencionaba que los Dodgers colocaron 10 jugadores diferentes en la primera base. El volume fue casi igual de alto para LA en la segunda base: Enrique Hernández, Max Muncy, Gavin Lux y Chris Taylor estuvieron entre los ocho intermedistas utilizados por Dave Roberts, al mando de uno de los mejores equipos, y uno de los más progresistas en todo el béisbol.

Lea también: Cora nombrado en informe; podría recibir castigo

Los Brewers dieron un ejemplo clásico de dónde está parada la posición con su manejo de la intermedia en el 2018. Luego de adquirir a Mike Moustakas, ellos movieron a Travis Shaw a la segunda base, una posición en la que Shaw había estado la extraordinaria cantidad de CERO entradas en el béisbol profesional. Pero Milwaukee quería una forma de tener a Moustakas y Shaw al mismo tiempo en la alineación, en vez de tener que escoger entre los dos, así que Shaw aprendió a jugar segunda base de Grandes Ligas… en las Grandes Ligas.

Fue titular en 36 juegos en ese puesto mientras los Brewers se aupaban para ganar el banderín de la Central LN, y en 2019, fue Moustakas quien se mudó a la intermedia, por 359⅔ entradas. Milwaukee llegó a la postemporada nuevamente con algunos nuevos jugadores del medio del cuadro obteniendo mucho tiempo de juego, en una posición en la que generalmente la prioridad era una defensiva de alto calibre.

“No creo que haya tenido una opinión concreta sobre como la regla de deslizamientos iba a afectar la posición en el momento [en el que fue implementada]”, escribió el gerente de los Brewers David Stearns en un mensaje de texto. “En retrospective, probablemente cambió la forma en que los muchachos pueden considerar hacer el viraje [en una doble matanza] en el lado de la segunda base del saco.

“En términos de cómo se ha utilizado la posición de la segunda base, eso fue más producto del posicionamiento del cuadro interior y el nivel de comodidad de Travis y Mike alrededor del terreno”.

En 2009, siete intermedistas tuvieron 10 o más carreras salvadas por la defensiva. El año pasado, solo hubo dos, Kolten Wong y Yolmer Sánchez — y poco tiempo después de que Sánchez ganara el Guante de Oro de la Liga Americana, fue colocado en waivers y eligió irse a la agencia libre.

“Yo diria que la defensiva en general ya no se considera algo tan importante, algo que no es bueno, y mucho de ello es porque los jugadores no pueden ser evaluados con tanta precisión desde una perspectiva empírica”, dijo el ex receptor y manager Brad Ausmus. “Es mucho más fácil evaluar a un jugador ofensivamente o en el montículo.

“Esa es parte de la razón por la qe vemos tantos jugadores jugando varias posiciones. El enfoque en la ofensiva combinado con la regla de deslizamientos ha definitivamente mermado la importancia defensiva de los intermedistas. El arte y los matices de convertir una doble jugada básicamente han desaparecido. Es mucho más fácil poner un jugador de posición inexperto, que probablemente agregue ofensiva a la alineación, y enseñarle a completar la doble matanza”.

Hay ramificaciones financieras en todo esto. Debido a que aquellos que juegan la segunda base son cada vez más considerados como intercambiables, cada vez más equipos no invertirán mucho dinero en dicho puesto. Por eso es que los números indicaban que hacía sentido para los Orioles que salieran de Jonathan Villar, e iban a encontrar muchas alternativas de reemplazo. En la actualidad hay 15 intermedistas sin firmar en la agencia libre, al igual que una larga lista de jugadores en otras posiciones que podrían considerarse como opciones para la segunda base.

Con todo eso en mente, aquí está la lista de los 10 mejores intermedistas basada en los aportes de toda la industria. En aras de estas clasificaciones, Max Muncy está incluído entre los jugadores en esta posición, mientras que Ketel Marte y Whit Merrifield fueron colocados entre los jardineros.

1. DJ LeMahieu, New York Yankees

La caída de dominós en el roster de los Yankees podría hacer que LeMahieu pase mucho más tiempo en la segunda base luego de haber aparecido en 75 partidos ahí el año pasado. Con Didi Gregorius mudándose a Philadelphia, Gleyber Torres se muda al campocorto, y quizás LeMahieu obtendria más trabajo en la segunda, aunque a los Yankees les encantaría utilizarlo en rol de superutility.

Piensen en esto: LeMahieu no estaba en la alineación titular de los Yankees en el Día Inaugural del año pasado. Pero si está saludable, Aaron Boone escribirá su nombre en la alineación ofensiva, gracias a sus grandes aportes con el madero. LeMahieu generó un wRC+ de 136, el tercero mejor entre los jugadores cuya posición principal fue la segunda base. Solo Ketel Marte y José Altuve lo superaron en ese renglón. La habilidad de LeMahieu de poner la pelota en juego lo distinguió en el medio de una alineación de los Yankees que estaba habitada por muchos ponches: Entre todos los bateadores que calificaron al título de bateo la temporada pasada, LeMahieu tuvo la menor tasa de abanicadas y falladas.

2. José Altuve, Houston Astros

Al igual que Mike Trout, Altuve será candidato seguro a Cooperstown en el momento en el que entre a un terreno en el 2020 para cumplir sus 10 años en las mayores, el tiempo mínimo de servicio que se requiere para ser considerado al Salón de la Fama. El año pasado, Altuve logró las mejores cifras de su carrera en jonrones (31) y porcentaje de slugging (.550). Terminó con promedio de .298, a punto de lograr su sexta temporada con promedio de .300 en su carrera, y probablemente se preocupó por eso, que es lo que hace Altuve cuando siente que no está consiguiendo suficientes hits.

Ha jugado 50 partidos en la postemporada, y en octubre, Altuve parece alcanzar un nivel de comodidad que solo se compara con el logrado por jugadores como Derek Jeter y David Ortiz. Debido a que ha estado con frecuencia en los playoffs y en la Serie Mundial, parece completamente cómodo en los grandes escenarios, al batear para .350, .348 y .303 en las tres rondas que los Astros disputaron en octubre pasado, y obteniendo el MVP de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

En otras palabras, hizo lo que usualmente hace.

Altuve cumplirá 30 años en mayo, y ya tiene un WAR de por vida de 38.5, con una larga lista de logros. Tres títulos de bateo. Seis apariciones en el Todos Estrellas. Un Guante de Oro. Cinco Bates de Plata. Tres apariciones entre los 10 mejores en la votación del MVP, incluyendo la del 2017 cuando lo ganó.

3. Max Muncy, Los Angeles Dodgers

Es difícil exagerar cuánto respeto tienen los evaluadores por el bateador zurdo de los Dodgers. Sus palabras son similares a las que se han dicho sobre Justin Turner. Apariciones intensas en el plato. Nunca se rinde. Totalmente enfocado. Y aunque Muncy no es un defensor dotado, ya que sus herramientas no lo destacan para alguna posición defensiva en particular, luce bien en cualquier posición que Dave Roberts decida ponerlo en un día cualquiera. Fácilmente podría ser colocado entre los inicialistas, pero el año pasado fue titular en mayor cantidad de veces en la segunda base (62). Abrió 42 partidos en la primera base y 26 en la tercera. Tuvo un más-5 en la tercera base, un más-5 en la segunda base y un más-3 en la primera base.

De acuerdo a la investigación de Sarah Langs de MLB.com, desde 2003, el único otro jugador con al menos un más-3 en tres posiciones diferentes del cuadro interior en la misma temporada lo fue Bill Hall en 2004. Ese año, Hall tuvo un más-3 en la tercera, más-3 en el campocorto y más-5 en la segunda.

4. Ozzie Albies, Atlanta Braves

Albies cumplirá 23 años la semana que viene, pero los empleados del club han quedado encantados con su progreso e impacto en la etapa inicial de su carrera. En los pasados dos años, Albies ha anotado 207 carreras, ha generado 140 extrabases y se ha estafado 29 almohadillas. Probablemente sea mejor conocido por los fanaticos casuals por los programas informales de comedia que él y Ronald Acuña Jr. producen diariamente, pero hay una importancia debajo de la diversión que tienen juntos: la energía que crean en el dugout y en el terreno en un deporte que puede sufrir de monotonía.

5. Kolten Wong, St. Louis Cardinals

Wong ha hablado sobre cuánto le encanta jugar para Mike Shildt, y este podría ser un buen ejemplo cómo el que hemos visto en los últimos años del impacto tangible de un cambio en la dirección del equipo. Wong bateó .285 con porcentaje de embasamiento de .361 la pasada temporada, y sus 148 partidos fueron su máxima cantidad desde 2015. Se robó 24 bases en 28 intentos.

Y lo que mejor hace es a la defensiva. No existe una métrica perfecta para medir el trabajo con el guante, pero el dominio de Wong entre los intermedistas en carreras salvadas por la defensiva iguala la prueba del ojo.

6. David Fletcher, Los Angeles Angels

Fletcher jugará algunos partidos en los jardines para los Angels la próxima temporada, antes que Jo Adell y Brandon Marsh se establezcan en las Grandes Ligas. Él jugará algunos partidos en la tercera base. Pero al final del año, terminará con la mayoría de sus juegos en la intermedia. Bateó para promedio (.290 el año pasado, con porcentaje de embasamiento de .350), y no se poncha demasiado.

7. Keston Hiura, Milwaukee Brewers

Hiura estuvo a la altura de las expectativas como un gran bateador en sus primeros días en las Grandes Ligas, consiguiendo gran daño para los Brewers – OPS de .893, con 23 dobles, 2 triples y 19 jonrones en 84 juegos. Él y Christian Yelich atormentarán a los lanzadores en los próximos años.

8. Jonathan Villar, Miami Marlins

Villar juega todos los días: disputó los 162 juegos de los Orioles el año pasado, y juega duro, y podría darle buenos números a los Marlins.

9. Jean Segura, Philadelphia Phillies

Los Phillies tenían tantas interrogantes sobre su defensiva en el campocorto que consiguieron a Didi Gregorius incluso luego de haber visto señales de retroceso en el tranbajo de Gregorius en su guante la pasada temporada. Segura se moverá a la intermedia, donde jugó con los Diamondbacks en 2016, y los Phillies tienen que esperar que Segura tenga una recuperación parecida a la que tuvo en esa temporada en la intermedia en Arizona, donde lideró la LN en hits con 203.

10. Brandon Lowe, Tampa Bay Rays

El producto de la Universidad de Maryland llegó al Todos Estrellas y terminó tercero en la votación del Novato del Año de la Liga Americana. Hay muchas abanicadas y falladas en su juego, ya que su tasa de 19.1% fue la cuarta mayor en todo el béisbol, pero él va a generar muchos extravases. Lowe tuvo slugging de .514, con 17 dobles y 17 jonrones.

Lo mejor del resto

Gavin Lux, Los Angeles Dodgers: Cuando surgieron rumores el mes pasado sobre un possible cambio entre Dodgers e Indians que involucraba a Lux, Mike Clevinger, Francisco Lindor y otros, un evaluador rival que no era parte de la conversación se echó a reir ante la noción de que L.A. podría considerar mover a Lux. Parte de su pensamiento era sobre el valor relativo de los prospectos en el mercado, pero mayormente su creencia estaba basada en el historial reciente de los Dodgers y su tendencia a quedarse con sus mejores prospectos, y como dijo Roberts al final de la temporada, Lux parece que ya es un veterano en las Grandes Ligas.

César Hernández, Cleveland Indians: Hernández fue dejado libre por los Phillies y aterrizó con los Indians para jugar al lado de Lindor (eso se espera).

Jonathan Schoop, Detroit Tigers: Quizas más que nadie en su posición, parece atrapado en el vórtice de como la industria ve en general la posición de segunda base. Él conecta muchos jonrones, lo que pudo haberle dado bastante dinero en años pasados, pero en cambio le trajo ser dejado en libertad por las preocupaciones por su contrato luego del proceso de arbitraje. Así que Schoop ha pasado rápidamente de los Orioles a los Brewers a los Twins, y ahora llega a los Tigers con otro contrato de un año.

Adam Frazier, Pittsburgh Pirates: Frazier anotó 80 carreras el año pasado con porcentaje de embasamiento de .336, y tuvo un buen año a la defensiva. Podría tener un buen valor para cambios el verano que viene.

Luis Arraez, Minnesota Twins: Arráez bateó .334 en solo media temporada el año pasado, y tuvo más boletos que ponches. Aunque las métricas sugieren que su defensiva es un trabajo en progreso, él será el intermedista titular de los Twins este año.

Por Buster Olney / ESPN Deportes 

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here