Los lanzallamas con las rectas más imbateables

0
336
Josh Hader
Josh Hader

El hecho de que la temporada 2020 no haya empezado todavía no quiere decir que los fanáticos del béisbol tienen que olvidarse de cómo se siente ver a los mejores peloteros del mundo.

Esta semana, MLB.com va a repasar algunos de los mejores lanzamientos en el béisbol de hoy, un pitcheo diferente cada día.

Primero: la recta

Si sólo se pudiera tirar un lanzamiento, sería la recta: la piedra fundacional del repertorio de los pitchers desde que existe el béisbol.

Hay cuatro tipos de rectas, por supuesto — cuatro costuras, dos costuras, sinker, cutter– y cada de ellas tiene sus propias particularidades.

Estos pitchers lanzan fuego. Aquí están entonces, las cinco rectas más impresionantes en MLB ahora mismo.

La recta de cuatro costuras de Josh Hader

Por qué es tan buena: 1.04 de efectividad, 57% tasa de ponches cuando solo usa recta

Josh Hader es uno de los pitchers más predecibles de MLB. El año pasado, lanzó su recta de cuatro costuras el 80% de las veces. Pero también es uno de los pitchers más imbateables del juego.

Superar a tus rivales cuando saben qué viene es un tipo especial de dominio (piensen en la recta cortada del panameño Mariano Rivera). Para Hader, eso nunca ha sido más evidente que en los siete juegos el año pasado en los que sólo utilizó bolas rápidas. Por la razón que fuese, en esos siete juegos atacó con puras rectas a sus rivales y aun así no pudieron hacer nada. Los oponentes le tiraron a 69 rectas en esos siete juegos, abanicaron la brisa con 43 de esos swings y pusieron la bola en juego sólo 10 veces. Un jonrón de Ian Desmond de los Rockies el 30 de abril fue la única mancha de Hader, e igual se llevó el salvado.

Lea también: Los mejores lanzadores activos sin un Cy Young

Los jonrones fueron el principal enemigo de Hader a medida que avanzó la temporada, y la pregunta era si se estaba volviendo demasiado predecible. Yo creo más bien que simplemente no puso la bola donde quería. Si recta sigue siendo increíblemente difícil de descifrar cuando la suelta, sigue luciendo como que va directo a la cara del bateador, y después de dos años de exposición, los bateadores de la Liga Nacional siguen sin poder pegarle cuando Hader la coloca bien. Nadie está pidiendo que lo pongan a batear ante este tren a toda marcha. — Matt Kelly

La recta de cuatro costuras de Gerrit Cole

Por qué es tan buena: velocidad promedio de 97.1 mph; rotación promedio de de 2,530 rmp (revoluciones por minuto)

Gerrit Cole siempre ha tenido la habilidad de lanzar a 100 mph cuando quiere, una de las razones por las que fue seleccionado de primero en el draft de MLB del 2011. Pero una gran recta es más que velocidad. En el 2017, el último año de Cole con los Piratas, su recta de cuatro costuras fue bateada con frecuencia, a pesar de promediar 95.9 mph. Sin embargo, desde que arribó a los Astros en el 2018, Cole aumentó la tasa de rotación de su recta en 215 rpm y se convirtió en uno de los pitchers más dominantes del juego.

En el 2019, esa rotación de la recta de Cole subió otras 151 rpm para llegar a 2,530, la cuarta mejor entre los abridores regulares. ¿Por qué eso es tan importante? Porque más una recta que rota más generalmente significa más swings fallidos. La temporada pasada, la tasa de swings fallidos contra rectas de 95 o más mph con una rotación de 2,500 rpm fue de 24.8%. Pero con 2,500 rpm o más, esa tasa de abanicados fue de 30.8%.

Cole registró una tasa de 37.6% de swings fallidos con su recta de cuatro costuras en el 2019, la segunda mejor de MLB. Y los rivales le batearon .166 contra ese envío, el mejor entre todos los abridores de la Gran Carpa. — Thomas Harrigan

La recta de cuatro costuras de Brandon Woodruff

Por qué es tan buena: wOBA esperado de .264.

Después de lanzar como relevista y abridor en el 2018, Woodruff se convirtió en abridor a tiempo completo en el 2019 y hasta aumentó la velocidad de su recta, a pesar de que normalmente pasa lo contrario. En el 2017, la velocidad promedio de la bola rápida de Woodruff fue de 94.3 mph, en el 2018 fue de 95.1 mph y en el 2019 de 96.3 mph. Y los resultados estuvieron ahí, poniendo su recta entre las mejores del juego.

Los bateadores dejaron una wOBA esperado de .264 contra la recta de cuatro costuras de Woodruff, una medida que toma en cuenta la calidad del contacto, los ponches y los boletos. Eso lo ubicó segundo entre los lanzadores abridores. ¿El único pitcher con una mejor xwOBA ante su recta? El señor Gerrit Cole. Buena compañía.

Parte de la clave de Woodruff es el hecho de que su recta de dos costuras también es buenísima. El xwOBA contra su sinker el año pasado fue .269, el tercero mejor entre los abridores. Fue el único abridor entre los mejores cinco en los listados de rectas de cuatro y dos costuras en el 2019. — Sarah Langs

La sinker de Jordan Hicks

Por qué es tan buena: Velocidad promedio de 100.6 mph en su carrera

Por un lado, esto es bastante sencillo. Jordan Hicks lanza más duro que nadie. Desde el 2008, el derecho de 23 años con apenas sobre 100 innings bajo el brazo tiene más pitcheos de 100 o más mph (865) que cualquiera que no se llame Aroldis Chapman, el cerrador cubano de los Yankees. Y desde que Hicks debutó tiene más que del doble de pitcheos de tres dígitos que su más cercano perseguidor. Ha lanzado el 71% de los pitcheos de 102 mph o más, con un tope de 105.

Pero si esto se tratase sólo de mph, Hicks no sería elegido aquí. Lo que más impresiona de su bola rápida es que no viaje en línea recta. Hicks lanza sinkers. Se mueven hacia las manos de los derechos, desapareciendo de la zona de strike. Y cuando la tira ante los zurdos, pareciera que les va a pegar, antes de girar y caer en la esquina de adentro. Los bateadores de Grandes Ligas son capaz de ajustarse a cualquier cosa, pero cuando Hicks pone donde quiere una de esas balas, lo máximo que pueden aspirar es dar un batazo suave. Y con esa bola rápida sirve la mesa para tirar su slider de 87 mph. — Andrew Simon

La recta cortada de Yu Darvish

Por qué es tan buena: 77 ponches con su cutter

Yu Darvish lanza como 10 pitcheos, así que en su casa, “recta” podría significar cualquier cosa. Pero aquí vamos a hablar de la que lo ayudó a ponchar a 124 bateadores (por apenas siete boletos) en los últimos tres meses de la temporada 2019: su recta cortada, o cutter.

Si usted le pregunta a Darvish, te diría que lanza dos cutters, una “normal” (cercana a las 90 mph) y una más dura (sobre las 90 mph), pero en nuestro caso las vamos a considerar una sola, puesto que básicamente es el mismo tipo de pitcheo. La recta cortada fue el pitcheo que más utilizó Darvish el año pasado, saltando del 13.5 al 36.5% con respecto al 2018. Con mejor control de la cutter, Darvish transformó su temporada. Nadie consiguió más ponches con la recta cortada que Darvish (77), y los rivales le ligaron para apenas .195 en 246 turnos que terminaron con ese envío. — David Adler

Por David Adler, Thomas Harrigan, Matt Kelly, Sarah Langs y Andrew Simon/MLB.com 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here