Los que irían al All-Star en el Este de la L.N.

0
334
Juan Soto, Nacionales de Washington / Foto de Mitchell Layton/Getty Images
Juan Soto, Nacionales de Washington / Foto de Mitchell Layton/Getty Images

En la División del Este de la Liga Nacional hay ocho premios Cy Young combinados, un par de ganadores del trofeo al Jugador Más Valioso, cuatro Novatos del Año e innumerables jugadores convocados al Juego de Estrellas.

Eso sin hablar de los talentosos jóvenes en ascenso que compiten en esta división. Varios de ellos están por recibir su primera convocatoria al Juego de Estrellas. Por eso hemos enumerado a un candidato de cada club que podría asistir muy pronto al Clásico de Mitad de Temporada por primera vez.

Todos los candidatos en esta lista tienen menos de 27 años de edad, lo que quiere decir que aún tienen sus mejores temporadas por delante.

Bravos: Dansby Swanson

Dansby Swanson era uno de los candidatos para el Juego de Estrellas del 2019, con una sólida primera mitad de temporada, en la que dio 17 jonrones con OPS de .822 en 89 encuentros. Desafortunadamente Swanson ingresó a la lista de lesionados más tarde en la temporada por un problema en el pie derecho y luego tuvo dificultades en el plato, promediando .194, OPS de .552 en sus últimos 27 juegos. Pero cuando está en salud, como en la Serie Divisional del Año pasado, demuestra su potencial. Según Statcast, el campocorto de los Bravos bateó sólo 0.20 puntos por debajo de su Porcentaje de Bateo Esperado (.271) y tuvo un 0.58 de slugging menos que su Porcentaje de Slugging Esperado (.480). Si continúa desarrollándose, el paracorto de 26 años pudiera ser convocado pronto al Juego de Estrellas.

Lea también: ¿Cómo luce la rotación de N.Y. sin Syndergaard?

Mets: Amed Rosario

El dominicano Amed Rosario ya tiene dos temporadas y media en las Mayores, pero es fácil olvidar que apenas tiene 24 años. El oriundo de Santo Domingo, R.D. mejoró considerablemente en la segunda mitad del año pasado, promediando .319 con seis jonrones, nueve robos de base y un OPS de .804. Tal vez lo más importante fue su mejoría a la defensiva con el pasar de la temporada, cometiendo sólo uno de sus 17 errores en septiembre. Nueva York confía en que lo hecho Rosario en la segunda mitad es sostenible y que puede hacerlo por toda una temporada.

Marlins: Brian Anderson

El desarrollo de Brian Anderson ha sido un proceso progresivo. Hizo su debut en las Mayores en septiembre del 2017, y ha sido una pieza regular de la alineación de los Marlins desde entonces. Anderson estaba camino a los 25 jonrones el año pasado, antes de ser golpeado por un pitcheo a finales de agosto que le fracturó un hueso de su mano izquierda. Antes de la lesión del 23 de agosto, Anderson estaba teniendo una gran segunda mitad. Después del Juego de Estrellas tenía promedios de .284/.355/.568 con nueve cuadrangulares y 28 impulsadas en 39 juegos. Tras dividir su tiempo en el terreno entre la tercera base y el jardín derecho en los últimos dos años, los Marlins buscarán mantenerlo definitivamente en la antesala. Tiene una mejor alineación a su alrededor, y las cercas del Marlins Park han sido movidas. Eso debería ayudar al antesalista de 26 años.

Nacionales: Juan Soto

Es cuestión de tiempo para que Juan Soto sea convocado al Juego de Estrellas. En su segunda temporada en las Mayores, el dominicano de 21 años dejó promedios de .282/.401/.548 con 34 jonrones. Esos números ayudaron al oriundo de Santo Domingo a situarse entre los líderes de varios departamentos ofensivos de la Liga Nacional. Fue sexto en OPS (.949), séptimo en carreras anotadas (110) y noveno en impulsadas (110). Luego lideró a los Nacionales a ganar la Serie Mundial con cinco jonrones en la postemporada, tres de los cuales fueron en la Serie Mundial. Basado en sus Carreras Creadas Ponderadas Más, sólo siete jugadores en la historia –Mike Trout, Jimmie Foxx, Ted Williams, Rogers Hornsby, Ty Cobb, Mel Ott y Mickey Mantle—han bateado mejor que Soto a los 21 años.

Filis: Scott Kingery

Los Filis pactaron con Scott Kingery por seis años y US$24 millones antes de que disputará su primer encuentro como ligamayorista porque confiaban tener a una estrella en sus manos. Tras moverlo por el cuadro en sus primeras dos campañas, los Filis se comprometieron en dejarlo en la segunda base definitivamente en el 2020. Esa posición pudiera ayudarlo a alcanzar su potencial a la ofensiva. Kingery dijo que para el final de la temporada estaba desgastado por la carga que tenía a la defensiva. Pero ahora que ya sabe cuál será su posición, su ofensiva puede mejorar. Si puede batear será fácil verlo asistir al Juego de Estrellas en el futuro cercano.

Por Zachary Silver/MLB.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here