Medias Rojas: Lo mejor de lo individual

0
155
Pedro Martínez y David Ortiz, Medias Rojas de Boston / Foto de Bob DeChiara-USA TODAY Sports
Pedro Martínez y David Ortiz, Medias Rojas de Boston / Foto de Bob DeChiara-USA TODAY Sports

Si juntáramos las mejores temporadas individuales por posición en la historia de los Medias Rojas, se armaría un equipo difícil de vencer.

Este grupo incluye seis miembros del Salón de la Fama, cinco ganadores del premio al JMV, un ganador de la Triple Corona y un ganador del Premio Cy Young.

A continuación, veremos cómo está compuesta esta alineación.

C: Carlton Fisk, 1977

Estadísticas clave: .315/.402/.521, 106 anotadas, 26 jonrones, 102 impulsadas

En una posición cuya ofensiva siempre es de gran valor, Fisk sobresalió en 1977 al tener una campaña redonda al bate. La durabilidad de Fisk fue impresionante. Fue titular en 149 partidos detrás del plato — algo poco visto en esa era. Fisk fue parte de una potente alineación de los Patirrojos que pegó 213 jonrones y también incluyó a otros miembros del Salón de la Fama, Carl Yastrzemski y Jim Rice.

1B: Jimmie Foxx, 1938

Estadísticas clave: .349/.462/.704, 50 jonrones, 175 impulsadas

La leyenda fijó un récord en el equipo en 1938 al sacudir 50 vuelacercas. La marca estuvo intacta hasta el 2006, cuando el dominicano David Ortiz conectó 54. Foxx no encabezó la Liga Americana en dicha categoría ese año — Hank Greenberg disparó 58–pero fue el líder en las otras dos categorías de la Triple Corona, bateando .349 con 175 remolcadas, que todavía es un récord de los Medias Rojas. Ted Williams es el otro jugador en la historia de los Patirrojos en tener slugging por encima de .700 en una campaña. Para sorpresa de pocos, Foxx fue el JMV del Joven Circuito en 1938.

2B: Dustin Pedroia, 2008

Estadísticas clave: .326/.376/.493, 118 anotadas, 213 hits, 54 dobles, 17 jonrones, 83 impulsadas, 20 estafadas

¿Cómo cumplió Pedroia con las expectativas tras ser Novato del Año de la Liga Americana en el 2007? Simple. Fue JMV del Joven Circuito en el 2008. Pedroia llegó a otro nivel en su segunda temporada completa, juntando buenos números para también ameritarse su primer Guante de Oro por su excelencia en la intermedia. Pedroia encabezó la Americana en anotadas, imparables y dobletes.

Lea también: Cooperstown: Así van Bonds, Clemens y otros

SS: Rico Petrocelli, 1969

Estadísticas clave: .297/.403/.589, 40 jonrones, 97 impulsadas

Aunque Nomar Garciaparra tuvo un impresionante apogeo de 1997 al 2000, la mejor campaña individual para un torpedero de Boston fue en 1969, cuando Petrocelli sacudió 40 bambinazos. Dicha cantidad todavía es un récord para un campocorto de los Medias Rojas. Petrocelli también lidera a los torpederos en la historia de los Patirrojos con WAR de 10.0 — que también encabezó a todos los jugadores de posición de la Americana — en dicho año. Como también lo fue su OPS+ de 168.

3B: Wade Boggs, 1987

Estadística clave: .363/.461/.588, 24 jonrones, 89 impulsadas

Con la llegada de 1987, Boggs ya se había establecido como uno de los mejores bateadores puros en la Liga Americana. Lo que nadie anticipó fue el trueno que demostró en 1987. Los 24 cuadrangulares que Boggs disparó en esa temporada fueron más que el doble que su segunda mayor cantidad (11 con los Yankees en 1994). Boggs hacía magia con un bate en sus manos, siendo capaz de batear de foul pitcheos uno tras otro hasta que viera el que quería. En aquel 1987, tuvo poder y fue una verdadera amenaza. El título de bateo que Boggs ganó en 1987 fue uno de cinco que conquistó con Boston.

LF: Carl Yastrzemski, 1967

Estadísticas clave: .326/.418/.622, 44 jonrones, 121 impulsadas

Fue difícil no elegir la campaña que Ted Williams tuvo en 1941, cuando tuvo promedio de .406 con 37 vuelacercas para acompañar un asombroso OPS de 1.287. Pero la de Yastrzemski, con WAR de 12.5, fue la mejor para un jugador de posición en la historia de los Medias Rojas. Hizo de todo en el plato y a la defensa durante una reñida batalla por el banderín que duró toda la temporada. Boston necesitaba cada turno de la campaña de Triple Corona de Yastrzemski para ganar el título del Joven Circuito que casi nadie pronosticó. Gracias en gran parte a Yastrzemski — el JMV de la Americana — los Patirrojos, que no eran los favoritos para llegar a la Serie Mundial, lograron el Sueño Imposible.

CF: Tris Speaker, 1912

Estadísticas clave: .383/.464/.567, 222 hits, 53 dobles, 52 estafadas

Desafortunadamente, ninguno de los que están leyendo esto pudo ver jugar a Speaker. Pero los números hablan por sí solos. El bateador zurdo encabezó el Joven Circuito con 10 jonrones en la que era todavía la Era de la Bola Muerta. Su WAR de 10.1 y OPS+ de 190 son récords en una temporada para un jardinero central de Boston. Speaker fue reconocido con el premio al JMV en el segundo año del premio.

RF: Mookie Betts, 2018

Estadísticas clave: .346/.438/.640, 32 jonrones, 80 impulsadas, 30 estafadas

Betts fue la chispa para que los Medias Rojas fijaran un récord de la franquicia con 108 victorias rumbo a un título de Serie Mundial. En cuanto a cada aspecto del juego se refiere, la temporada de Betts en el 2018 fue una de las mejores en la historia del club. Con 10.6 de WAR, Betts igualó a Ted Williams (1946) por la segunda mejor marca para un jugador de posición en la historia del equipo. Algunos también se olvidan de que ganó el título de bateo para acompañar su temporada de 30-30. Betts también fue de la élite a la defensa, ganando su tercer Guante de Oro consecutivo. Después de terminar por debajo de Mike Trout en las votaciones para JMV de la Americana en el 2016, Betts les dio vuelta a las cosas en el 2018, superando a Trout por el trofeo.

BD: David Ortiz, 2007

Estadísticas clave: .332/.445/.621, 35 jonrones, 117 impulsadas

Para ser honestos, también se pudieron haber elegido las siguientes campañas del quisqueyano: 2003, 2004, 2005, 2006 o 2016. ¿Entonces, qué pone el 2007 por encima de las demás? Su promedio — una marca personal — y su paciencia (lideró la Liga Americana con 111 pasaportes y porcentaje de embasarse de .445) fueron determinantes. También pegó 52 dobletes, también una marca personal. Otros récords de su legendaria carrera fueron su WAR de 6.4 y OPS+ de 171.

Abridor: Pedro Martínez, 2000

Estadísticas clave: Foja de 18-6, EFE de 1.74, 284 ponches, 0.74 de WHIP

¿Qué tan buena fue la temporada del dominicano en el 2000? Su EFE+ de 291 es la mejor de cualquier lanzador de MLB en la Era Moderna (desde 1900). En una época en la que la ofensiva estaba estallando, la efectividad de Martínez fue brillante: 1.74. Para tener perspectiva, Roger Clemens terminó de segundo en el Joven Circuito esa temporada con promedio de carreras limpias de 3.70. Martínez también lideró las Mayores esa campaña en blanqueadas (cuatro), FIP (2.17), WHIP e imparables concedidos por cada nueve entradas (5.3). El derecho lideró la Americana en ponches, jonrones concedidos por cada nueve capítulos (0.7) y ponches por cada nueve episodios (11.8).

Relevista: Dick Radatz, 1964

Estadísticas clave: 16-9, 157 innings, EFE de 2.29

El hombre conocido como “El Monstruo” tuvo una carrera corta pero llena de gloria. De 1962 a 1964, fue el mejor relevista en las Grandes Ligas, consiguiendo 76 rescates y registrando 2.17 de efectividad. Pero en 1964 estuvo en su propia categoría al lanzar 157 capítulos de relevo con 16 victorias y 29 salvados. Radatz también fijó una marca personal con WHIP de 1.03. Su WAR de 6.4 fue el mejor para un relevista de los Medias Rojas.

Por Ian Browne/MLB.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here