¿Mejor 2B de Astros? Sería José Altuve, pero…

0
275
Craig Biggio, Astros de Houston
Craig Biggio, Astros de Houston

HOUSTON — A los fanáticos del béisbol les encanta debatir y con eso en mente, los reporteros en MLB.com que clasificaran a los mejores cinco jugadores por posición en la historia de la franquicia que actualmente cubren, basándose en las carreras de ellos con sus respectivos equipos. Estos rankings son sólo para divertirse y debatir.

A continuación, el ranking de Brian McTaggart de los mejores cinco segunda bases en la historia de los Astros.

1. Craig Biggio, 1988-2007

Dato clave: El miembro del Salón de la Fama es líder de la franquicia en partidos jugados, hits, anotadas, total de bases alcanzadas, dobles y extrabase

Biggio, quien comenzó su carrera como receptor, ganó cuatro Guantes de Oro y cuatro Bates de Plata en la segunda base, además de ser uno de los jugadores más dominantes de dicha posición en los años 90, ayudando a los Astros a ganar cuatro títulos divisionales en cinco años (1997, 1998, 1999 y 2001), alcanzar los playoffs en el 2004 y llegar a la Serie Mundial en el 2005.

Biggio, convocado siete veces al Juego de Estrellas, disputó toda su carrera de 20 años con los Astros y bateó .281 de por vida con 3,060 hits, 414 bases robadas y 1,175 carreras empujadas. El 28 de junio del 2007, su última temporada, se convirtió en el 27mo jugador en arribar a los 3,000 imparables en las Grandes Ligas.

Fue la primera figura en ser exaltada al Salón vistiendo la gorra de los Astros en su placa cuando fue elegido en el 2015. En 1998, se convirtió en el segundo jugador en la historia de Grandes Ligas en dar 50 dobles y robarse 50 bases en la misma campaña, uniéndose a Tris Speaker de los Medias Rojas de 1912.

Lea también: Alomar, claramente el mejor 2B de los Azulejos

2. José Altuve, 2011-presente

Dato clave: Seis veces convocado al Juego de Estrellas, cinco Bates de Plata, tres títulos de bateo y JMV de la Liga Americana en el 2017

Altuve es el único jugador de los Astros en ir al Juego de Estrellas representando tanto a la Liga Nacional como a la Americana. El venezolano fue firmado por Houston a los 16 años por US$15,000. Irrumpió en escena pocos años después tras ser ascendido desde Doble-A en el 2011 y rápidamente empezó a acumular hits. Fue el primer jugador de los Astros en ganar un título de bateo, encabezando el Joven Circuito en el 2014 con .341 de promedio, además de dejar atrás el récord de Biggio para el equipo con sus 225 hits y liderar la Americana con 56 bases robadas. Altuve también se coronó campeón de bateo en el 2016 y el 2017.

Altuve es uno de apenas tres jugadores en la historia de las Grandes Ligas en llegar a 1,500 hits, 275 dobles y 250 bases robadas en sus primeras nueve campañas en la Gran Carpa, uniéndose a Honus Wagner y Ben Chapman. Sólo 25 jugadores en los anales de MLB conectaron más imparables en sus primeras nueve temporadas en las Mayores que Altuve (1,568), una lista que incluye a 20 miembros del Salón de la Fama. El oriundo de Maracay es líder de por vida en los Astros en promedio de bateo y se ubica entre los 10 mejores en la historia del club en múltiples categorías, incluyendo bases robadas (cuarto), porcentaje de embasarse (quinto), dobles (sexto), hits (sexto), slugging (séptimo) y anotadas (séptimo).

Altuve también ha sido determinante en la postemporada a lo largo de su carrera. Es dueño de los récords de la franquicia en playoffs con 60 hits y 38 anotadas y está entre los cinco primeros en partidos jugados (50, empatado en el primer lugar), jonrones (13, segundo) y empujadas (29, segundo). Su cuadrangular ante el cubano Aroldis Champan en el Juego 6 de la SCLA del 2019, para mandar derrotar a los Yankees y mandar a los Astros a la Serie Mundial, es uno de los grandes momentos en la historia de la franquicia.

“Se ha convertido en una estrella durante su carrera aquí, pero a la vez ha mantenido la humildad y el hambre de ganar”, dijo el ex manager de los Astros, AJ Hinch. “Siempre está motivado, comunicándose con sus compañeros. Es la misma frase que tantas veces he repetido, eso de que todo lo bueno de los Astros lo representa José Altuve. Es quien más tiempo ha estado aquí y ha visto crecer a la organización desde el piso”.

3. Joe Morgan, 1963-71, ‘80

Dato clave: Tercero entre los intermedistas de los Astros en WAR (30.7)

Morgan, firmado como agente libre amateur en 1962, se convirtió en una estrella con la joven franquicia de Houston, que era conocida como los Colt .45, cuando hizo su debut en 1963 a los 20 años. Fue el inicio de una brillante carrera para Morgan, quien participó 10 veces en el Juego de Estrellas y fue exaltado al Salón de la Fama en 1990. Fue cambiado a los Rojos después de la temporada de 1971 en un desastroso canje para Houston. En Cincinnati, fue uno de los pilares de la Gran Maquinaria Roja de los años 70.

4. Bill Doran, 1982-90

Dato clave: Su WAR de 30.5 lo ubica en el puesto 11 de los Astros en cualquier posición

Uno de los jugadores más subestimados de su generación, Doran fue un sólido integrante de los Astros durante nueve temporadas y fue nombrado JMV del club en 1985 y 1987. Incluso, recibió votos para JMV de Liga Nacional en 1986, año en que los Astros terminaron con récord de 99-66 y ganaron el Oeste de la Nacional. Doran jugó 12 campañas en las Grandes Ligas y bateó .266 de por vida con 84 cuadrangulares, 497 impulsadas y 209 robos.

5. Jeff Kent, 2003-04

Dato clave: Bateó .293/.350/.521 con 49 jonrones y 200 empujadas en dos temporadas en Houston

Tras su estadía con los Gigantes, donde llegó a ser JMV del Viejo Circuito, Kent firmó por dos temporadas con los Astros antes de la campaña del 2003, un movimiento que obligó a Biggio a mudarse a los jardines. Kent respondió con el madero y fue convocado al Juego de Estrellas en el 2004 en el Minute Maid Park, en una campaña en la que bateó .289 con .880 de OPS, 27 vuelacercas y 107 remolcadas. Protagonizó uno de los grandes momentos en la historia de la franquicia con su bambinazo de oro de tres carreras en el Juego 5 de la SCLN del 2004 ante los Cardenales. Ese año, impuso un récord (que sería quebrado posteriormente) con 25 juegos seguidos dando imparables.

Por Brian McTaggart / MLB.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here