Narciso Crook: “Ha sido el juego de mi vida”

0
129
Narciso Crook, Tigres del Licey
Narciso Crook al disparar el segundo de tres jonrones la noche del martes 22 de diciembre de 2020 contra las Águilas, primero dominicano que lo logra en 65 años de inaugurado el estadio Quisqueya de Santo Domingo. Fuente Externa

SANTO DOMINGO.- “Para mí ha sido el juego de mi vida hasta hoy”, proclamó Narciso Crook sobre su hazaña de convertirse en el primer dominicano y apenas segundo jugador (después de Greg Brock en 1981) que dispara tres cuadrangulares en un partido, a 65 años de ser inaugurado el estadio Quisqueya Juan Marichal de Santo Domingo.

El nativo de Nagua, costa nordeste del país, quien impulsó todas las carreras con las que sus Tigres del Licey se impusieron 8-3 a las Águilas Cibaeñas la noche del martes 22 de diciembre en la penúltima fecha de la ronda regular del torneo invernal 2020-21, aseguró que su hazaña fue sumamente especial y le hace sentir muy orgulloso.

“Todavía no me creo lo que hice, simplemente fui ahí a jugar pelota, a trabajar y jugar duro y salió lo que salió, todo está en la manos de Dios”, señaló durante una conferencia por la plataforma Zoom del Licey, una vez terminado el juego.

Concedió que es la primera vez que en el profesionalismo consigue tal hazaña, aunque en un juego de la universidad de Estados Unidos donde estudio conectó cuatro, “pero para mí eso no cuenta lo mismo, porque no fue en (el béisbol) profesional”.

Y agregó: “En verdad, me siento increíblemente bendecido, mi primer jonrón en la Liga invernal, para mí es un gran orgullo ayudar al equipo a ganar; obviamente, que tuvimos una temporada difícil y hacer algo así, para por lo menos terminar bien”, suspiró.

Lea también: Licey vence Águilas con tres HR y ocho impulsadas de Narciso Crook

Describió que su primer batazo para la calle contra el abridor aguilucho Ángel Rondón, lo conectó a una recta en conteo de 3-2; el segundo a Luis Castillo fue a otra recta en cuenta de 2-0; y el tercero no recordaba la cuenta, pero fue a una curva o slider. “Uno no se acuerda mucho cuando sucede eso”, acotó emocionado.

Indicó que cuando hizo el primer contacto no sabía si la bola saldría del parque, por lo que corrió fuerte y cuando vio salió (por los 390 del letf-center), “bajé la guardia”. Luego sus compañeros le aseguraron que desde un principio sabían que salía. En el segundo sí estuvo seguro y lo que le gustó fue que puso al equipo arriba y que sería decisivo.

“Ya para el tercero, fue como quien dice: oh, wao…, esto no me lo creo”, dijo Narciso Crook, quien acotó que el lanzador rival al que conectó el último fue a Wendolyn Bautista, que es muy amigo suyo y con quien luego hablaría, “para reírnos un ‘chin’ (un poquito), pero fue algo increíble”.

Cuestionado si siente que puede jugar regular en esta pelota invernal con el Licey, Crook respondió, que siempre que está en uniforme siente que tiene que demostrar y dar lo mejor de sí.

“Siento que estaba jugando mucho al principio (de la temporada), pero no me fue muy bien; le estaba dando bien a la bola, todo de frente, todo era out; habían otros que estaban teniendo mejores resultados y mi trabajo se convirtió en estar listo para cuando me necesitaran y en varias ocasiones que salí de la banca y me siento bien, porque estaba preparado, estaba listo”, argumentó.

“Para mí soy una parte importante del equipo, puede batear, puedo correr, jugar defensa, para mí siento que tengo que estar preparado siempre; y la meta es jugar regular aquí, ganar un campeonato, no uno sino muchos, pero uno a la vez”, confió el hombre de la jornada en el béisbol invernal dominicano.

Dijo no estar seguro, en un 100 por ciento, de que estaría disponible para el sorteo de jugadores nativos, entre los cuatro equipos que clasifiquen a las semifinales, puesto que ha hablado con su familia y quiere estar más tiempo con ella.

Fuente: MomentoDeportivoRD.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here