¿Quién es el mejor pitcher bateador en la historia de MLB?

0
186
Madison Bumgarner
Madison Bumgarner

Con la noticia de que el bateador designado estaría llegando a la Liga Nacional a partir de ésta atípica temporada 2020, entre la fanaticada se puede decir que hay sentimientos encontrados entre los más puristas del deporte hasta los que están más emocionados por las nuevas posibilidades que ésto trae para el Viejo Circuito.

Si bien no es secreto que en la gran mayoría de los casos los pitchers son terribles con el bat, de vez en cuándo tenemos ciertas excepciones donde los lanzadores son igual de prolíficos con el madero tanto con la pelota, con Madison Bumgarner, Zack Greinke, Michael Lorenzen o Adam Wainwright sacando la casta por los pitchers.

Sin embargo, ahora que la era de los pitchers bateadores llegaría a su fin (al menos por el momento), surge la pregunta: ¿Quién es el mejor pitcher bateador de toda la historia de MLB? Si incluímos en la lista al gran Bambino, Babe Ruth, la respuesta sería obvia, pero aunque hubo un tiempo en el que Ruth lanzaba y bateaba al mismo tiempo, podríamos decir que su explosión a la ofensiva se dió una vez que dejó los montículos.

Lea también: La mejor firma internacional, equipo por equipo

A ésta lista quizá podríamos incluir al mísmisimo Shohei Ohtani, quién vino desde Japón cómo un jugador doble al ser tan hábil sobre el montículo que cómo sobre el plato. Sin embargo, en ésta ocasión podríamos ponerlo entre comillas cómo pitcher porque no ha lanzado desde 2018, siendo utilizado sólamente cómo designado en 2019.

Aún así, el nipón es hábil en ambas facetas y de carrera en MLB combina .286 de promedio, 40 jonrones, 123 impulsadas, con un WAR al bat de 5.2 y récord de 4-2 con 3.31 de efectividad en 51.2 entradas lanzadas, con un WAR de lanzador de 1.2.

Ahora descartados éstos dos fenómenos, nos enfocamos en los pitchers puros, y uno que destaca es el lanzador Wes Ferrell, quién jugo de 1927 a 1941, y era tan bueno con el bat que era usualmente utilizado cómo bateador emergente. Terminó su carrera de bateo con .280 de promedio en 1176 turnos, con 38 cuadrangulares, 208 impulsadas y 329 hits, siendo el líder entre los pitchers de por vida en jonrones.

Otro que puede disputarse el título es Mike Hampton, quién jugó de 1993 al 2010, y en su carrera fue un bateador prolífico, donde ganó 5 veces el Bate de Plata. Acabó su carrera con promedio de .246, con 16 cuadrangulares y 79 impulsadas. Sus números con el madero pudieron haber sido mejores, pero jugó un año en la Liga Americana y se perdió dos temporadas por lesión.

El “Toro” Carlos Zambrano pudiera competir por el “título”, ya que durante su carrera en las Grandes Ligas que abarcó de 2001 a 2012, ganó 3 Bates de Plata compitiendo contra Hampton. En total, terminó su carrera con promedio de .238, 24 cuadrangulares y 71 impusladas. A diferencia de Hampton, Zambrano jugó toda su carrera en la Nacional.

Si bien, aquí no habrá una respuesta concluyente sobre quién es mejor o no, lo cierto es que con la introducción del bateador designado a la Liga Nacional, el beisbol cambiará para siempre (ya sea para bien o para mal) y cómo en la vida, el cambio es inevitable.

Fuente: Albat.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here