Tim Duncan con un nicho seguro en el templo de los inmortales

0
162
Tim Duncan
Tim Duncan

La temporada del 2016 fue testigo del retiro de una de las más legendaria figura que haya tenido la NBA; Tim Duncan.

Probablemente el mejor ala-pívot de la historia, dijo adiós al baloncesto a los 40 años y después de 19 años, todas defendiendo la camiseta de la franquicia de San Antonio Spurs.

El jugador nacido en Islas Vírgenes, fue escogido en el Draft como el primer pick en la estación de 1998 por unos Spurs que habían perdido 62 partidos la temporada anterior y que con él como novato alcanzaron las 52 victorias.

Su actuación de 21.1 por juego, 11.9 rebotes, 2.7 asistencias y 2.5 tiros bloqueados, le cupo el honor de ser nombrado Novato del Año, además de ser elegido en el mejor quinteto de la temporada y de rookies, y en el segundo defensivo.

También fue seleccionado para disputar como suplente el All-Star Game de 1998, y clasificó a los Spurs a playoffs como quinto del oeste, con un balance de 56-26.

Un año después, Duncan continuó con su juego y firmó 21.7 puntos, 11.4 rebotes, 2.4 asistencias y 2.5 tapones en temporada regular, siendo elegido en el primer quinteto de la temporada y defensivo.

En los playoffs, eliminaron a Minnesota Timberwolves y barrieron a Los Angeles Lakers y Portland Trail Blazers en Semifinales y Finales de Conferencia.

Lea también: Kevin Durant entre los jugadores de los Nets que dieron positivo al coronavirus

En las finales, vencieron a New York Knicks por 4-1, por lo que tan solo dejaron escapar dos partidos en toda la postemporada, siendo Tim Duncan nombrado Jugador Más Valioso de las Finales y convirtiendo a los Spurs en campeones de la por primera vez en la historia de la franquicia.

Cabe señalar que el pívot contó a su lado con el estelar jugador David Robinson.

En la campaña 1999-00, los promedios de Duncan fueron de 23.2 puntos, 12.4 rebotes, 3.2 asistencias y 2.2 tapones, siendo un año más elegido en los primeros quintetos de la

NBA y consiguiendo el MVP del All-Star Game de 2000 compartido con Shaquille O’Neal.

En la ocasión, los Spurs fueron eliminados en la primera ronda.

Cabe señalar que en ese año, renovó con los Spurs su contrato por 32,6 millones en tres años.

El pívot no desfraudó a la franquicia tras obtener su primer galardón de Jugador Más Valioso en la temporada regular con estadísticas de 25.5 puntos, 12.7 rebotes, 3.7 asistencias y 2.5 tapones.

Pero su equipo volvió a caer temprano en las semifinales.

En la 2002-03 volvió a recibir de nuevo el galardón de Más Valioso de la estación, promediando en esta ocasión 23.3 puntos, 12.9 rebotes, 3.9 asistencias y 2.9 tapones.

Su actuación fue clave para que los Spurs no solo ganaran su Conferencia sino también que alcanzaran su segundo título de campeón a manos de New Jersey Nets.

El pívot Duncan se proclamó por segunda vez MVP de las Finales y campeón de la NBA.
Los Spurs regresaron a la Final 2004-05, ganando por tercera vez y con un Duncan recibiendo su tercer MVP.

En 2007, San Antonio ganó por cuarta vez el anillo, esta vez después de barrer a Cleveland Cavaliers liderados por LeBron James.

Su compañero de equipo Tony Parker se llevó los lauros de Más Valioso.

Regresó a la Final en el 2002-03, pero no pudo ante el gran “Big Three” de Miami Heta conformado por LeBron James, Chris Bosh y Dwyane Wade.

Luego, en 2013-14, los Spurs y Duncan se desquitaron ante los Heat al vencerle en la final y darle a la franquicia su quinto título.

Su gran actuación y el respeto que ganó fuera del techado serán claves para su escogencia para el Salón de la Fama de la NBA.

Por Jeffrey Nolasco / Periódico Hoy

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here