Un jugador listo para un repunte, por equipo

0
111
Imagen tomada de MLB.com
Imagen tomada de MLB.com

Con el fin de fijar metas para el 2021, los reporteros de MLB.com seleccionaron recientemente a un jugador de cada equipo que tiene mucho que agradecer por la llegada del año nuevo.

Ya sea por un problema de lesiones o simplemente por haber tenido un mal desempeño en la acortada temporada de 60 partidos, los siguientes jugadores esperan que les vaya mucho mejor en este 2021.

LIGA AMERICANA

División Este

AZULEJOS: Tanner Roark, LD

El derecho tuvo la temporada más difícil de su carrera esta pasada campaña, en la que registró efectividad de 6.80 a lo largo de 11 aperturas y lidió con problemas de control y jonrones permitidos. Roark nunca lanzó más allá de cinco innings. El derecho llegó a Toronto con 3.71 de EFE y una sólida reputación durante sus primeras siete temporadas en la Gran Carpa, por lo tanto no existe otro jugador más feliz que Roark por la llegada del año nuevo y las ganas de comenzar de cero.

ORIOLES: Trey Mancini, 1B/OF

Fue a mediados de marzo cuando Grandes Ligas tuvo que declarar el paro de labores debido a la pandemia de COVID-19. Fue ese mismo día cuando Mancini, entonces de 27 años de edad, se sometió a una cirugía para removerle un tumor maligno en el colon. El jugador pasó el resto del año luchando contra el cáncer de colon etapa 3, eventualmente completando seis meses de tratamientos de quimioterapia. El mejor jugador de los Orioles en 2019 y el rostro de la franquicia, Mancini espera la temporada del 2021 con los brazos abiertos y con la encomienda de dejar su experiencia con el cáncer en el espejo retrovisor.

RAYS: Austin Meadows, OF

Meadows tuvo una temporada revelación en 2019, en la que disparó 33 jonrones, pero el joven jardinero tuvo un 2020 para el olvido. Meadows contrajo COVID-19 durante el campamento de verano, que lo obligó a perderse las primeras tres semanas de la campaña. Tras regresar al lineup, Meadows nunca pudo encontrar su ritmo en la caja de bateo, y luego una lesión en el costado izquierdo arruinó el final de su temporada regular. Meadows regresó a tiempo para ver acción en la postemporada, pero apenas bateó .137 en 16 partidos de playoff. Meadows espera regresar en salud este año y recuperar el nivel que lo hizo ser convocado al Juego de Estrellas con los Rays.

MEDIAS ROJAS: Andrew Benintendi, OF

Nadie espera con tantas ansias la llegada de la temporada 2021 que Benintendi, quien tuvo un arranque de pesadilla esta pasada campaña (de 39-4, un extrabase) números que terminaron siendo los definitivos debido a que una distensión en la caja torácica derecha le puso fin a su temporada el 11 de agosto. Con apenas 26 años de edad y poseedor de un elegante swing, Benintendi tiene todo para recuperar su nivel. El regreso del piloto Alex Cora debería ayudar, ya que una de las virtudes del puertorriqueño es sacar lo mejor de sus jugadores.

YANKEES: Gary Sánchez, C

Los Yankees confían en que la horrorosa campaña del 2020 del careta dominicano fue una aberración, y cuentan con que el Gary recupere el nivel que lo llevó a ser convocado al Juego de Estrellas en dos ocasiones. Sánchez fue remplazado por Kyle Higashioka como el receptor principal de los Yankees en la postemporada, luego de batear para apenas .147 en la temporada regular con 10 jonrones y 24 carreras remolcadas. A pesar de incorporar una nueva postura detrás del plato en un intento por mejorar la presentación de sus pitcheos, Sánchez batalló en la receptoría, acumulando cinco pásbols y seis errores en 41 juegos. Sánchez entrenó en Tampa antes de ofrecerse a jugar en la pelota invernal dominicana, donde pretende acumular algunos turnos al bate que perdió durante la campaña. El dominicano espera recuperar la confianza en sí mismo y arrancar la temporada del 2021 con toda la actitud.

Lea también: Lindor y Carrasco pasan de Indios a Mets

División Central

INDIOS: Óscar Mercado, OF

En 2019, el colombiano tuvo una línea de bateo de .269/.318/.443 con 15 jonrones en 115 juegos, pero apenas promedió .128 con .348 de OPS en 36 partidos en 2020, desempeño que le valió ser enviado al campamento de entrenamiento alterno de la Tribu en agosto. Pero al final del año, el presidente de operaciones de béisbol de los Indios, Chris Antonetti, dijo que Mercado fue sincero acerca de la presión que ejerció sobre sí mismo en la acortada campaña y creó un plan para tratar de mejorar su swing durante el invierno, acción que dejó a los Indios optimistas acerca de un potencial repunte de su jardinero en 2021.

REALES: Hunter Dozier, INF/OF

Dozier se perdió las primeras dos semanas de la pasada campaña tras haber sido colocado en la lista de COVID-19. Tuvo un arranque lento en el plato a su regreso, pero logró reponerse a mitad de temporada y para mediados de septiembre ya bateaba .250, luego cerró la campaña sumido en un bache de 43-7. Su promedio de .228 fue 51 puntos más bajo en comparación con el 2019, su promedio de slugging (.392) y su OPS (.736) también dejaron mucho que desear. Con una temporada completa y en salud, el colombiano debería el gran nivel que ya nos mostró.

TIGRES: Niko Goodrum, INF

Goodrum finalmente recibió la oportunidad como el torpedero titular del club en 2020 tras dos temporadas alentadoras como súper-utility – pero todo salió mal. Un miserable comienzo en la caja de bateo le costó el puesto de primer bate, luego una distensión en un costado a principios de septiembre lo envió a la lista de lesionados y abrió la puerta para que el boricua Willi Castro tomara las riendas en el campo corto. Goodrum se trasladó a la intermedia una vez que volvió a mediados de septiembre, pero se fue de 45-8 con 19 ponches durante la recta final de la campaña y finalizó con promedio de .184, .598 de OPS (62 de OPS+) y más del doble de ponches (69) que de hits (29). Goodrum podría volver a su papel de utility, a juzgar por los comentarios del nuevo timonel A.J. Hinch, pero Hinch ha dicho que visualiza a Goodrum tomando turnos al bate de manera regular, de la misma manera que el timonel utilizó al venezolano Marwin González en Houston.

MELLIZOS: Mitch Garver, C

Tras una histórica campaña en 2019, Garver estuvo lejos de repetir su actuación en 2020, ya que se perdió la mayor parte de la temporada con una distensión intercostal derecha, y aun cuando estuvo en el terreno, su mecánica no fue la misma, razón por la que arrojó una línea de bateo de .167/.247/.264 en 23 juegos. Garver, de 30 años, tiene mucho por demostrar en 2021. Nadie cuestiona su capacidad – apenas en 2019 se agenció el Bate de Plata en la Liga Americana —pero primero deberá dejar atrás un 2020 para el olvido.

WHITE SOX: Yoán Moncada, 3B

El cubano gozó de una temporada con calibre de JMV en 2019, cuando tuvo números ofensivos de .315/.367/.548 con 25 cuadrangulares, 34 dobles, 83 carreras anotadas, 10 bases robadas y 79 carreras empujadas. Moncada arrojó positivo por COVID-19 cuando se presentó al campamento de verano de los White Sox y recibió el visto bueno para regresar a la acción una semana antes del Día Inaugural del 24 de julio. Pero el antesalista y bateador ambidextro, quien se encuentra en excelente forma física, aún padece secuelas del virus. Moncada finalizó con una línea de bateo de .225/.320/.385 con seis jonrones, 17 extrabases y 24 carreras producidas en 231 visitas al plato. Lo único que el cañonero de 25 años de edad añora en 2021 es regresar a la normalidad.

División Oeste

ANGELINOS: Shohei Ohtani, BD/LD

Capaz de destacarse como bateador y lanzador, Ohtani batalló para tener éxito en cualquiera de las dos facetas de su juego en 2020, cuando registró .190/.291/.366 con siete jonrones y 24 carreras empujadas en 44 juegos mientras que se vio limitado a solamente dos aperturas en el montículo antes de que sus actividades como jugador fueran suspendidas debido a una distensión en el antebrazo derecho. Durante una sesión virtual con los medios en diciembre, el piloto de los Angelinos, Joe Maddon, dijo que el club probablemente volverá a utilizar una rotación de seis lanzadores en 2021 – y se espera que Ohtani sea uno de ellos. El japonés ha reportado progreso en su rehabilitación esta temporada muerta, y debería arrancar los entrenamientos primaveras casi a todo galope en busca de una oportunidad de reivindicarse la próxima campaña.

ASTROS: José Altuve, 2B

Los Astros se recuperaron de las lesiones de algunas de sus estrellas y lidiaron con las repercusiones del escándalo por robo de señas para quedarse cerca de alcanzar la Serie Mundial por tercera ocasión en cuatro temporadas. Altuve, seis veces convocado al Jugo de Estrellas y ganador del Premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 2017, pareció sufrir más que nadie las secuelas del escándalo del robo de señas, ya que el venezolano arrojó una pobre línea de bateo de .219/.286/.344 – todas marcas más bajas de por vida – con cinco jonrones y 18 carreras empujadas en 48 juegos. Esos números no son dignos de un tres veces campeón bateador. Al igual que el resto de los Siderales, Altuve de alguna forma se reivindicó en la postemporada y tuvo números ofensivos de .375/.500/.729 con cinco vuelacercas y 11 carreras empujadas en 13 compromisos, pero el 2021 representa una oportunidad para que Altuve se reagrupe y vuelva a descubrir su forma de astro del béisbol.

ATLÉTICOS: Matt Chapman, 3B

Chapman arrancó el 2020 como uno de los favoritos para llevarse el trofeo de JMV tras una temporada revelación en 2019, pero su ascenso hacia el estrellato quedó en espera. Tras una campaña de 36 jonrones que le valió ser convocado por primera vez al Juego de Estrellas en 2019, Chapman batalló con las lesiones en 2020, bateando apenas .232 con 10 vuelacercas y 37 juegos antes de sufrir una lesión en la cadera derecha que necesitó de una operación y le puso fin a su temporada. Recuperándose satisfactoriamente en el sur de California, se espera que Chapman esté al 100% para el arranque de los entrenamientos primaverales y los Atléticos confían en que su estelar antesalista pueda recuperar la forma previa a la lesión.

MARINEROS: Shed Long Jr., 2B

Long viene de una temporada que se vio truncada por una lesión en la espinilla y en la que perdió la titularidad en la intermedia. Tras un tórrido debut en la Gran Carpa en septiembre de 2019, Long tuvo una línea de bateo de .171/.242/.291 en 34 juegos en 2020, con OPS+ y wRC+ de 50 – muy por debajo del promedio de la liga de 100. Seattle no está listo para tirar la toalla con Long, pero el muchacho necesita un repunte en la venidera temporada más que cualquier otro jugador en el roster de 40.

RANGERS: Willie Calhoun, OF

La odisea del patrullero en 2020 comenzó con una fractura de quijada en los entrenamientos primaverales, y a partir de ahí las cosas sólo empeoraron. Sufrió una distensión en un costado hacia el final del campamento de verano, y una distensión en la corva izquierda más tarde lo envió a la lista de lesionados por casi un mes. Cuando regrese al terreno este año, Calhoun enfrentará otra batalla cuesta arriba – deberá demostrar que es más que solamente un bateador designado, después de que el club firmo a David Dahl para jugar el jardín izquierdo. Las expectativas eran altas para Calhoun hace un año, pero después de una temporada perdida en la que apenas vio acción en 29 juegos y tuvo números ofensivos de .190/.260/.491, debe estar contento con la llegada del año nuevo y, espera, de nuevas oportunidades para demostrar que pertenece al lineup.

LIGA NACIONAL

División Este

BRAVOS: Will Smith, LZ

Smith tuvo efectividad de 4.50 en 18 presentaciones de temporada regular y luego le cedió un jonrón de tres carreras al receptor de los Dodgers, Will Smith, que resultó en el triunfo de Los Ángeles en el Juego 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Ahora, Smith — el de Atlanta — intentará ser el zurdo dominante que los Bravos tenían en mente cuando le otorgaron un contrato de tres años y US$39 millones el pasado invierno. Smith limitó a los bateadores contrarios a un promedio de .165 y porcentaje de embasarse de .233 en 22.0 innings de labor, incluyendo la postemporada, pero ocho de los 13 imparables que permitió fueron cuadrangulares.

MARLINS: Jorge Alfaro, C

Luego de conectar 18 cuadrangulares en su primera temporada con los Marlins en el 2019 tras ser parte del cambio por J.T. Realmuto, Alfaro no logró carburar en el 2020. En los entrenamientos primaverales, el colombiano sufrió una lesión en el músculo oblicuo y perdió tiempo durante el primer mes de la campaña debido a que contrajo COVID-19. Alfaro terminó con línea de .226/.280/.344 con un OPS de .624 OPS en 31 partidos y en 100 visitas al plato, se ponchó 36 veces. Detrás del plato, el porcentaje de corredores atrapados disminuyó de 33 a 20. En la postemporada, los Marlins optaron por usar a Chad Wallach como receptor titular, dándole prioridad a la defensa. En el 2021, Alfaro buscará demostrar que sigue siendo el cátcher principal de Miami.

METS: Dellin Betances, LD

Hace un año, firmar a Betances parecía como una gran victoria para los Mets, a menos hasta que comenzó a tener problemas con su velocidad en los entrenamientos primaverales. En aquel entonces, el derecho dijo que dicha disminución se debía a que había perdido casi una temporada completa por problemas en el hombro de lanzar y un desgarre parcial en em tendón de Aquiles izquierdo. Pero la velocidad nunca regresó, y Betances tuvo promedio de carreras limpias de 6.10 antes de ingresar a la lista de lesionados en agosto por un tirón en un músculo lateral del costado derecho que según él lo venía molestando durante varias semanas. Betances regresó a finales de la temporada y cedió tres carreras más, finalizando con efectividad de 7.71. Sin embargo, tiene la oportunidad de redimirse. El monticular ejerció su opción de US$6.8 millones después de la temporada, asegurando que será una vez más una pieza importante del bullpen de los Mets en el 2021.

NACIONALES: Stephen Strasburg, LD

Strasburg, quien en el 2019 se convirtió en el primer lanzador en dejar marca de 5-0 en la postemporada y fue nombrado JMV de la Serie Mundial, efectuó apenas 83 pitcheos en cinco innings de labor. La 11ra temporada del diestro en las Mayores terminó prematuramente cuando tuvo que operarse para corregir una neuritis del túnel carpiano en la mano derecha. En dos aperturas, tuvo marca de 0-1 con promedio de carreras limpias de 10.80. Los Nacionales confían en que Strasburg estará listo para los entrenamientos primaverales.

FILIS: Scott Kingery, INF

¿Recuerdan la emoción que generó Kingery cuando firmó por seis años y US$ 24 millones en marzo del 2018 antes de haber disputado apenas un inning en las Mayores? Las cosas no han salido muy bien desde entonces. Kingery estaba supuesto a ser el intermedista titular de Filadelfia en el 2020 luego de dejar OPS de .788 (OPS+ de 101) en el 2019. En lugar de ello, dejó línea de .159/.228/.283. Si Kingery logra un repunte, sería un enorme estímulo para los Filis, ofensiva y defensivamente.

División Central

CERVECEROS: Christian Yelich OF

Yelich se fue de 27-1 con 12 ponches para comenzar la temporada regular, y debido al calendario abreviado, no tuvo tiempo para recuperarse. Los resultados finales no fueron tan decepcionantes – finalizó con slugging de .430 y porcentaje de embasarse de .356 para un OPS de .786 – pero no era la manera en que un jugador que tuvo OPS de 1.000 en el 2018 y de 1.100 en el 2019 hubiese querido arrancado luego de firmar una extensión de contrato récord en la historia de la franquicia. El manager Craig Counsell dijo que no le cabe duda de que el 2021 será mejor para Yelich.

CARDENALES: Matt Carpenter, 3B

Desde que firmó una extensión de contrato a principios de la campaña del 2019, Carpenter ha tenido dos años decepcionantes. En el 2019, bateó .226 y en el 2020, su promedio fue de .186 en 169 visitas al plato. Carpenter, de 35 años, tuvo slugging de .314 y un OPS de .640 en una temporada abreviada, las peores cifras de su carrera. Es posible que Carpenter sea el antesalista titular de San Luis para el Día Inaugural, dependiendo de cómo evoluciona el invierno, pero si no logra un repunte, su puesto estaría en peligro nuevamente.

CACHORROS: Kris Bryant, 3B

Una de las primeras decisiones que tomó el manager David Ross tras asumir su cargo el año pasado fue designar a Bryant como su primer bate. Pero una temporada 2020 en la que estuvo entorpecido por lesiones, el antesalista tuvo línea de .206/.293/.351 con cuatro bambinazos y 11 remolcadas en 34 de los 60 juegos de Chicago. Su decepcionante campaña se produjo luego de que dejara línea de .282/.382/.521 con 31 bambinazos, 35 dobles y un OPS+ de 132 en el 2019, temporada en la que fue convocado al Juego de Estrellas. Bryant terminó el año con buen pie; conectó un grand slam el 26 de septiembre y se fue de 8-3 con dos jonrones y seis carreras impulsadas en sus últimos dos partidos de la ronda regular. Pero luego se fue de 0-8 en los playoffs.

PIRATAS: Bryan Reynolds, OF

Aun si Reynolds no logra volver a ser el jugador que dejó WAR de 4.1 en el 2019, el bateador ambidiestro es capaz de rendir más de lo que indica su línea de.189/.275/.357 en el 2020. Sea en el jardín izquierdo o en el central, Reynolds sigue siendo un jugador importante para los Piratas a medida que siguen adelante con su reconstrucción.

ROJOS: Eugenio Suárez, 3B

Tras una temporada histórica en el 2019 en la que conectó 49 cuadrangulares, Suárez parecía estar a las puertas de otra gran campaña cuando se resbaló en la piscina de su casa y se lesionó el hombro derecho. El venezolano necesitó una cirugía para remover cartílago suelo y se hubiese perdido el Día Inaugural original. Debido a la pausa por la pandemia, Suárez tuvo más tiempo para rehabilitarse, pero aun así tuvo línea de .202/.312/.470, aunque sonó 15 jonrones, remolcó 38 carreras y tuvo un OPS+ de 102. Aunque comenzó la temporada de 16-0 y bateó apenas .185 en sus primeros 34 partidos, conectó ocho vuelacercas en sus últimos 23 juegos para ayudar a Cincinnati a llegar a la postemporada.

División Oeste

D-BACKS: Eduardo Escobar, 3B

Escobar tuvo una campaña memorable en el 2019, cuando encabezó la Liga Nacional con 10 triples, empalmó 35 jonrones y remolcó 118 carreras. Aunque quizás no sea realista esperar que Escobar duplicara esos números aun si hubiese habido una temporada completa, pero nadie en la organización de los D-backs esperaba que el rendimiento de Escobar disminuyera como lo hizo. El venezolano de 32 años tuvo línea de .212/.270/.335 el año pasado y tampoco lució con el guante en la tercera base como suele hacerlo. Escobar es una figura querida en el clubhouse debido a su positivismo y su liderazgo y también se le respeta por su ética de trabajo. Sus compañeros de equipo, y también el gerente general Mike Hazen, han pronosticado con confianza que Escobar se recuperará en el 2021.

DODGERS: Max Muncy, INF

Tras nueve años en el béisbol profesional, Muncy consiguió un anillo de Serie Mundial. El jugador de cuadro tuvo promedio .318 en la Serie Mundial con un OPS de .944. Pero en 58 partidos en la campaña regular, Muncy bateó .190 con OPS de .720, números que no reflejan lo inteligente y selectivo que Muncy es al bate.

GIGANTES: Johnny Cueto, LD

Cueto no decepcionó en su primera temporada completa luego de someterse a una cirugía Tommy John al dejar efectividad de 5.40 en 12 aperturas en el 2020, la segunda peor marca entre abridores calificadas en Grandes Ligas. El dominicano cumplirá 35 años en febrero, pero los Gigantes confían en que Cueto se recuperará y será un pilar de la rotación junto con Kevin Gausman. Cueto está por comenzar la última temporada de su contrato de seis años y US$20 millones, algo que debería motivarlo.

PADRES: Tommy Pham, OF

Debido a una racha de lesiones, Pham no llegó a entrar en ritmo en su primera campaña con San Diego tras ser adquirido en un cambio con los Rays. El jardinero terminó con promedio de .211 y OPS de .624 a la vez que disputó apenas 31 de los 60 partidos del equipo. Después de la temporada, Pham fue apuñalado, pero se ha recuperado de esa herida y los Padres obviamente lo consideran capaz de un repunte al bate.

ROCKIES: Scott Oberg, LD

Oberg fue uno de los relevistas más productivos de las Mayores antes de que coágulos en el brazo de lanzar abreviaran su temporada en el 2019. El diestro no lanzó en el 2020 y en septiembre fue operado por síndrome de apertura torácica. Oberg subió en video a su cuenta de Instagram el 30 de noviembre en el que se le vio lanzando nuevamente.

Por MLB.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here