Yankees y su atrevida apuesta de pitcheo

0
108
Luis Severino, Yankees de Nueva York
Luis Severino, Yankees de Nueva York

Los Yankees parecen nunca tener suficiente pitcheo abridor. Es por eso que decidieron desembolsar la chequera y gastar US$324 millones el año pasado en Gerrit Cole, pensando que cuando ese dinero estaría en juego en octubre – no el suyo — finalmente tendrían la clase de as que fue CC Sabathia durante la última vez que ganaron la Serie Mundial del 2009. Parece hace tanto tiempo desde que ganaron un campeonato, que los seguidores de los Yankees imaginan el último desfile en el Bronx junto a dinosaurios.

La última vez que los Yankees lo ganaron todo, su rotación de abridores estaba conformada por Sabathia, Andy Pettitte (ya con 37 años), A.J. Burnett y Joba Chamberlain, siendo los únicos lanzadores en abrir más de nueve juegos. Desde entonces, el pitcheo no ha sido la única razón por la que la organización ha pasado más de una década sin poder conquistar el 28vo anillo. Pero sí ha sido un aspecto importante. Los Astros tuvieron una mejor y más profunda rotación cuando ganaron en el 2017 y lo mismo aplica para los Medias Rojas en el 2018, Nacionales en el 2019 y Dodgers en el 2020.

Así que este año los Yankees están intentando un modelo diferente con brazos con los que creen poder completar la rotación del manager Aaron Boone detrás de Cole. Están buscando lanzadores con un techo alto que pueden llevarlos potencialmente al siguiente nivel. ¿El riesgo? Muchos de ellos no lanzaron (o lo hicieron muy poco) el año pasado. No sólo significa que no le están huyendo a las lesiones que han tenido en los últimos dos años — y no sólo los lanzadores – sino que más bien parece que las están buscando.

Los Yankees pactaron por un año y US$11 millones con Corey Kluber, quien alguna vez fuera el as de la rotación de los Indios, pero alguien que sólo lanzó un inning el año pasado por los Rangers debido a un desgarro mayor en un músculo del hombro derecho. Acaban de adquirir a Jameson Taillon, quien no lanzó en el 2020 por estar recuperándose de su segunda cirugía Tommy John, en un cambio con los Piratas. El dominicano Luis Severino, quien llegó a ser el as de Nueva York, espera regresar en esta temporada después de perderse toda la anterior por la cirugía Tommy John.

Lea también: Cashman: “Severino no vuelve hasta finales de verano”

Los otros candidatos a la rotación de los Yankees son Jordan Montgomery, un veterano que también se sometió a la cirugía Tommy John en su momento, que tuvo récord de 2-3 en 10 aperturas en la acortada temporada del 2020, con una efectividad de 5.11. Está Deivi García, el prometedor dominicano a quien le llaman “pequeño Pedro” y quien abrió seis juegos en el 2020, ganó tres y perdió dos, con un promedio de carreras limpias de 4.98.

Otro posible candidato es el quisqueyano Domingo Germán, quien también llegó a ser un prometedor monticular antes de no lanzar el año pasado, mientras cumplía una suspensión por violar las políticas de violencia doméstica de Major League Baseball.

Así que estos son los lanzadores que estarán lanzando detrás de Cole, que por cierto, fue todo lo que esperaban los Yankees de él en octubre, hasta el Juego 5 de la Serie Divisional de la Liga Americana ante los Rays:

Kluber: Un inning lanzado el año pasado.

Severino (si llega a estar en salud nuevamente): Ningún inning lanzado el año pasado.

Taillon: Ningún inning lanzado el año pasado.

Germán: Ningún inning lanzado el año pasado.

Luego están Montgomery y García, quienes sí lanzaron el año pasado, aunque no particularmente bien, con algunas excepciones notables en la temporada regular. Cuando los Yankees le dieron la oportunidad a García de abrir el Juego 2 de la SDLA ante los Rays, cuando Nueva York tenía la oportunidad de irse arriba 2-0 en la serie, sólo le permitieron al joven lanzar un episodio.

Hubo muchas razones por las cuales los Yankees perdieron la SDLA ante los Rays. No se trata de una sola cosa. Nueva York dejó de batear en el Juego 5, de la misma manera que en los cuatro años anteriores. Y volvió a fallar la parte final del pitcheo, cuando el cubano Aroldis Chapman recibió un jonrón en la octava entrada ante Mike Brosseau, a quien había rosado con una recta de 100 mph más temprano en el año. Así que no han sido sólo los abridores quienes le han fallado a los Yankees.

Pero Nueva York parece nunca tener suficiente. Ahora lo intentarán con seis lanzadores, que se combinaron para abrir 17 juegos el año pasado y suman cuatro cirugías Tommy John entre ellos, detrás de Cole. Llámenlo el año de Viviendo el Pitcheo de Manera Peligrosa para los Yankees.

Claro, todo puede salir a la perfección. Kluber podría retomar su antigua forma y Taillon alcanzar su potencial, con el que ganó 14 juegos con los Piratas en el 2018, y Severino podría regresar a la forma que lo llevó a tener récord de 19-8 en el 2019. Pero no ha ganado un juego desde el 2019 y lo mismo aplica para Kluber, Taillon y Germán.

“Estoy confiado en estar listo”, dijo Taillon el otro día.

Taillon fue seleccionado originalmente en el Draft amateur del 2010, el año siguiente a la última Serie Mundial de los Yankees, entre Bryce Harper y Manny Machado. Ahora, Taillon recibe un chance con los Yankees. Igual que Kluber. Y Severino. Incluso Germán también. Los Bombarderos, intentando volver a ser lo que una vez fueron, hicieron una importante apuesta con estos lanzadores. Los Yankees han tenido muchos cuerpos de lanzadores. Ninguno como éste.

Por Mike Lupica/MLB.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here